Maloclusión dental

Especialidad de Odontología y estomatología

¿Qué es la maloclusión dental?

La maloclusión dental es la incorrecta alineación de los dientes. El paciente presenta una diferencia de tamaño entre mandíbulas o entre mandíbula y diente. Cuando una persona sufre maloclusión dental, las piezas dentales superiores no encajan en la mordida de manera adecuada con las inferiores.

Existen tres tipos de maloclusiones:

  • Maloclusiones transversales: consiste en una estrechez excesiva del maxilar superior, lo cual causa una mordida cruzada de un lado o de ambos.
  • Maloclusiones verticales: se identifica por la ausencia de contacto entre los incisivos superiores e inferiores o, en caso opuesto, un solapamiento excesivo de estos.
  • Maloclusiones sagitales: se clasifican según las relaciones de los molares permanentes en sentido anteroposterior. El molar inferior se encuentra más adelantado que el superior, con una mordida invertida de los incisivos. Es caracterizado por un perfil con mentón prominente.

Pronóstico de la enfermedad

Es importante que la malcolusión dental sea diagnosticada y tratada de forma temprana. En la edad infantil es el momento idóneo para tratar o prevenir las maloclusiones, ya que se pueden corregir con mayor facilidad. Si no se actúa, pueden aparecer o empeorar.

Si no se realiza un tratamiento a tiempo, el paciente puede requerir intervenciones más complicadas en el futuro. También se pueden producir alteraciones de las distintas funciones orales, como la fonación, respiración, masticación, etc.

Las maloclusiones dentales pueden causar pitidos en los oídos, mareos, dolor sinusal y cefaleas.

Las maloclusiones producen alteraciones de la funciones orales.
 

 

Síntomas de maloclusión dental

Los principales síntomas que provoca son dientes desviados, apiñados o que sobresalen. Esto provoca problemas para comer y hablar. También podemos identificar otros síntomas menos evidentes como:

  • Molestia al masticar los alimentos.
  • Dolor habitual en los músculos faciales o mandíbula.
  • Respirar por la boca sin cerrar los labios.
  • Morderse las mejillas de forma frecuente.

 

Pruebas médicas para la maloclusión dental

Un paciente que tenga síntomas de maloclusión dental debe acudir a un especialista para someterse a un diagnóstico. Este diagnóstico consistirá en:

  • Revisión completa del historial clínico.
  • Exploración clínica del paciente: examen de la cavidad oral y revisión de las estructuras.
  • Examen radiográfico (si fuera necesario).

 

¿Cuáles son las causas de la maloclusión dental?

La aparición de la maloclusión dental puede deberse a diferentes causas. Las principales son:

  • Factores hereditarios.
  • Pérdida de los dientes.
  • Respirar por la boca.
  • Chuparse el dedo.
  • Usar biberón o chupete durante un tiempo excesivo.
  • Niños en los que los dientes de leche ocupan poco espacio y, al crecer los dientes definitivos ocupan más espacio del que hay.

 

¿Se puede prevenir?

Para prevenir la maloclusión es importante evitar malos hábitos como los anteriormente nombrados (uso excesivo del chupete o biberón, respirar por la boca o chuparse el dedo).

También se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Alimentación: cuando un niño ya está capacitado para masticar alimentos duros, es importante sustituir la dieta blanda por una más sólida.
  • Caries dentales y fracturas: los buenos hábitos de higiene oral, como usar un cepillo de dientes adecuado o usar flúor, permitirá tener unos tejidos sanos al niño y los podrá mantener en un futuro.
  • Mantener el espacio y la longitud de la arcada: si se pierden uno o diversos dientes de forma antinatural, es importante mantener el espacio, usando mantenedores de espacio.
  • Bruxismo: vigilar y revertir el hábito de apretar o rechinar los dientes.

 

Tratamientos para la maloclusión dental

El tratamiento para la maloclusión dental consiste en la utilización de aparatos fijos o removibles para corregir la alineación de los dientes y la posición de la mandíbula.

En niños y adolescentes también puede ser necesaria la extracción de algunos dientes de leche para dejar espacio a los que todavía tienen que crecer. La maloclusión infantil es más fácil de corregir que la adulta, porque el crecimiento óseo está todavía en etapa de desarrollo. Con la utilización de los mencionados aparatos se enderezan los dientes y se mueve la mandíbula. En cambio, en la edad adulta se pueden alinear los dientes mediante ortodoncia pero la posición de los maxilares solo se podrá modificar con cirugía ortognática.

 

¿Qué especialista lo trata?

La maloclusión dental debe ser tratada por un especialista en Odontología. En el cuadro médico de Top Doctors puede encontrar al especialista que más se adapte a sus necesidades.

Vídeos relacionados con Maloclusión dental


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.