Hilos tensores gluteos

Especialidad de Medicina estética

¿Qué es el levantamiento de glúteos con hilos tensores?

Los hilos tensores de glúteos son la alternativa moderna al levantamiento de glúteos evitando el uso de prótesis o intervenciones quirúrgicas mayores.

Estos hilos tensores, conocidos tambien como hilos mágicos ascienden al tejido subcutáneo de las nalgas, produciendo una elevación de la nalga y generando unos glúteos más altos y redondos, alargando a la vista los miembros inferiores y cambiando la proporción del cuerpo.

Sin embargo, su aplicación no es posible en todo el mundo, ya que los hilos tensores pueden no generar el efecto deseado en función del cuerpo y debido a sus características.

¿Por qué se realiza?

El uso de hilos tensores para levantar los glúteos  se basa principalmente en que son un reemplazo de la cirugía y no requiere tanto esfuerzo como el de someterse a una cirugía. Las principales ventajas de este método son las siguientes:

  • No requiere hospitalización
  • No deja cicatrices
  • Resultados inmediatos
  • Permite volver a la rutina sin limitaciones
  • Es económico en comparación a la cirugía convencional

Sus desventajas, por su parte, son las siguientes:

  • No se trata de un aumento de glúteos al uso, sino de un levantamiento, hecho que no reemplaza una cirugía de aumento.
  • Sus resultados no son permanentes, y su duración oscila en torno a dos años, aunque los efectos varían en función de cada cuerpo.
  • En alguna ocasión puede presentar enrojecimiento e hinchazón.

¿En qué consiste el tratamiento con los hilos tensores en glúteos?

En el caso de que el cirujano recomiende el uso de hilos tensores para elevar los glúteos, el procedimiento —de en torno a una hora de duración— es el siguiente. En primer lugar, se aplica una anestesia de carácter local cuya duración oscila entre una y dos horas. Una vez aplicada la anestesia, se desinfecta la zona, y cuando todo está perfectamente limpio se realizarán una serie de dibujos para marcar la zona en la que se implantarán las pequeñas incisiones en los glúteos donde se colocan los hilos tensores. Una vez colocados, se cierran las aberturas y, una vez superado el reposo mínimo de entre 24 y 72 horas, el paciente ya estará listo para disfrutar de sus glúteos.

Cuidados tras la intervención

Como la intervención se realiza con anestesia local, el paciente volverá a casa el mismo día en el que se someta al tratamiento. En este caso, se trata de un procedimiento indoloro cuyo tiempo de recuperación gira en torno a los tres o cuatro días si todas las condiciones son favorables. Puede generar alguna molestia los primeros días, pero estas no deberían persistir en el tiempo. 

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.