Férula dental

¿Qué es una férula dental?

Las férulas dentales son aparatos fabricados por el odontólogo, de materiales plásticos o resinas acrílicas, que cubren de forma total o parcial los dientes. Estas férulas tienen diferentes objetivos dependiendo de la finalidad que persiga. Se puede distinguir entre diferentes tipos como:

  • Férula de blanqueamiento: mantienen sobre la superficie de los dientes de un agente blanqueante.
  • Férula de mantenimiento de ortodoncia: impiden el movimiento de los dientes tras un tratamiento de ortodoncia.
  • Férula de periodoncia: evitan el movimiento de los dientes tras los tratamientos periodontales.
  • Férula oclusal o de descarga o también de desprogramación: el objetivo de esta férula es modificar la oclusión del paciente. Es un aparato bucal de plástico que se coloca en uno de los arcos dentales para evitar que entren en contacto unos dientes con otros, para transportar la mandíbula a una posición adecuada cuando se muerde sobre ella. 
  • Férula quirúrgica: impide el movimiento de los dientes tras un tratamiento quirúrgico.
  • Férula radiológica: aporta información diagnóstica antes de una intervención quirúrgica en la que se van a colocar implantes.
  • Protectores bucales: protegen los dientes durante la realización de deportes como: rugby, boxeo, hockey, baloncesto, etc.
Las férulas dentales se crean para el bruxismo. Para su creación se utilizan unos moldes de la dentadura del paciente
 

¿Por qué se realiza?

Las férulas dentales se crean para el bruxismo. Para su creación se utilizan unos moldes de la dentadura del paciente. Estas ayudan a liberar la tensión acumulada durante el día a día del paciente, en los casos en que sufran episodios esporádicos o continuos de estrés. Su utilización está recomendada mientras el paciente duerme y su fabricación es 100% seguro para el organismo.

¿Cómo se crea el molde para la férula de descarga?

A la hora de crear el molde de la férula dental se debe tener en cuenta que no existen dos dentaduras iguales. Cada persona debe tener su férula de descarga para el bruxismo individualizada. Para crearla se colocará una cubeta con un material elástico denominado alginato que se adapta a la forma de la dentadura de cada persona.

La férula puede ser mayor o menor, dependiendo de la arcada en la que se sitúe. Se fabrica habitualmente de acrilamida trasparente y siempre tiene un material duro. La elección de estos materiales es muy importante ya que hay personas que utilizan protectores bucales deportivos para tratar también el bruxismo. Estos otros protectores están hechos con materiales blandos y pueden estimular la costumbre de apretar con fuerza la mandíbula por las noches. Sin embargo los protectores bucales deportivos no se recomiendan como tratamiento para el bruxismo.

Limpieza y efectividad de las férulas dentales

Se suele utilizar un cepillo de dientes y agua para limpiar la férula. Muchas personas han comprobado la efectividad de las férulas dentales siempre que estén correctamente construidas. Constituyen un tratamiento beneficioso para mantenimiento y prevención del bruxismo. Es importante recalcar el detalle de que cada férula debe ser individual para cada paciente, de lo contrario no tendrá ninguna utilidad.