DIU

¿Qué es el DIU?

El dispositivo intrauterino, más conocido como DIU, es un tratamiento anticonceptivo. Se trata de un pequeño dispositivo de cobre con forma de T que se inserta en el útero. Es un método anticonceptivo que no desprende hormonas, ya que el cobre cambia el moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides lleguen al óvulo y sobrevivan. Además, el cambio en la mucosidad también impide que el óvulo fertilizado se implante. El sistema intrauterino (SIU) libera progesterona para prevenir el embarazo.

¿Por qué colocarse un DIU?

El DIU es un método anticonceptivo altamente efectivo, con tasas de más del 99% de efectividad si se coloca correctamente. Una vez implantado mantiene su efectividad durante 5-10 años, según el tipo que se utilice. Además, no es necesario ningún periodo de descanso y, una vez retirado, la fertilidad vuelve a ser normal de manera inmediata. No obstante, es importante tener en cuenta que, si bien el DIU sirve como anticonceptivo, no protege contra las ETS.

¿Cómo se inserta un DIU?

El DIU se puede colocar en cualquier momento del ciclo menstrual e impide, inmediatamente, quedarse embarazada. La inserción del DIU es un proceso que dura solamente unos 30 minutos y puede llevarse a cabo por una enfermera capacitada para ello, el médico de cabecera o el especialista en Ginecología y Obstetricia. Durante el procedimiento el especialista abre la vagina con un espéculo, a través del cual inserta el DIU en el útero. Una vez colocado el DIU, el especialista retira el espéculo dejando dos pequeños cordones que cuelgan en el interior de la vagina. El objetivo de estos cordones es verificar que el dispositivo está en el lugar correcto, así como ayudar a extraerlo cuando sea el momento.

Preparación para la inserción del DIU

Antes de la inserción del DIU es importante que la paciente conozca sus opciones anticonceptivas. Es un dispositivo que se elige, normalmente, cuando la paciente quiere evitar los riesgos de las opciones de anticonceptivos con hormonas, cuando estos no pueden emplearse o cuando se desea una protección a largo plazo.

Cuidados tras la implantación del DIU

Es recomendable que la paciente acuda a la consulta acompañada, para no volver sola a casa. Algunas mujeres pueden sentir calambres leves, dolor de espalda a la altura lumbar y posible manchado o sangrado leve durante un par de días. Es importante que el médico de cabecera revise el DIU a las 3-6 semanas de la inserción, para así asegurarse de que esté colocado correctamente. Si la paciente está menstruando durante la colocación del DIU debería evitarse el uso de tampones en las primeras 48h.

Ventajas y desventajas del DIU

Las ventajas del DIU son múltiples:

  • Su efectividad es inmediata.
  • Tiene una efectividad superior al 99%, si se inserta correctamente.
  • Se puede emplear durante la lactancia.
  • Protege a largo plazo (5-10 años).
  • Su acción no se ve interferida por otros medicamentos o enfermedades.
  • No libera hormonas, de manera que no hay efectos secundarios derivados (sensibilidad en los senos, acné…).

No obstante, también puede haber desventajas:

  • Algunas mujeres tienen menstruaciones más abundantes o dolorosas tras la inserción del DIU.
  • Si el DIU falla y la mujer se queda embarazada, puede tener riesgo de sufrir un embarazo ectópico.
  • Hay un pequeño riesgo de infección pélvica si hay una infección después de la colocación del DIU.

Alternativas a este tratamiento

Existen múltiples alternativas respecto a métodos anticonceptivos: anillo anticonceptivo, pastillas, parches, preservativo… El especialista en Ginecología y Obstetricia puede ofrecer a la paciente toda la variedad disponible, así como recomendar el mejor para su caso.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..