CoolSculpting®

¿Qué es el CoolSculpting?

El CoolSculpting es una tecnología de Zeltiq que utiliza el frío para congelar las células grasas que se desean eliminar, actuando de forma controlada sobre el tejido.

Es importante recordar que el CoolSculpting no te hace perder peso, pero sí te ayuda a perder volumen.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento implica un proceso de enfriamiento controlado y seguro del tejido que concentra las células grasas sin dañar el resto del tejido. Las sesiones suelen tener una duración de una hora y suele ser preciso más de una sesión para eliminar el volumen que se desea.

Algunas de las consideraciones a tener en cuenta son:

  1. Sensación de frío en la zona tratada que desaparece a los pocos minutos.
  2. El tratamiento dura entre 1 y 3 horas según la zona a tratar.
  3. No es un tratamiento para perder peso, pero ayuda a eliminar las células grasas.
  4. Se produce inflamación en la zona tratada durante los primeros días.
  5. Los resultados son visibles si se sigue paralelamente un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada y ejercicio de forma regular.

De todas formas, conviene recordar que cada paciente reúne unas características diferentes y es preciso valorar el estado de cada uno para adecuar el tratamiento a sus necesidades.

¿Por qué se realiza?

La tecnología CoolSculpting reduce el número de células grasas y las elimina para siempre de la zona tratada. Debe entenderse como una ayuda para perder peso, pero no lo elimina por sí solo.

¿Tiene efectos secundarios?

Durante el procedimiento es habitual experimentar inflamación y sensación de pinchazo, pero ambas desaparecen durante los primeros días.

Este tratamiento no tiene efectos secundarios pero, pese a la seguridad de la técnica, es posible que algunos pacientes no sean compatibles con el método y experimenten efectos adversos.

Suele ocurrir, sobre todo, en pacientes con enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre.

Resultados

Los resultados son visibles a partir de la segunda o tercera semana. Además, pasados los tres primeros meses de tratamiento el paciente podrá observar cambios en su contorno corporal y notará que su volumen también ha disminuido.