Coito dirigido

¿Qué son relaciones sexuales programadas?

Las relaciones sexuales programadas, también conocidas como coito dirigido, son una técnica de reproducción simple monitoreada por el ginecólogo que también se recomienda a aquellas parejas a las que se les ha diagnosticado esterilidad, a fin de obtener un embarazo lo más natural posible.

¿Por qué se realizan?

Por lo general, las parejas que tienen dificultades para quedarse embarazadas por causas desconocidas o por una esterilidad diagnosticada, eligen recurrir a este tratamiento en el cual el ginecólogo se limita a inducir la ovulación en la mujer para identificar el momento más fértil. Por lo general, se recomienda para mujeres que sufren de disfunción ovulatoria, con una buena permeabilidad tubárica y semen masculino con parámetros normales. A veces también se usa por razones morales o religiosas, cuando la pareja no quiere recurrir a otras técnicas de fertilización in vitro o inseminación artificial.

¿En qué consiste?

La técnica consiste en la administración de fármacos por vía oral (fármacos supresores de la lactancia o citrato de clomifeno) o en algunos casos con una dosis muy baja de hormonas inyectables (gonadotropinas FSH y hMG) con el objetivo de inducir la ovulación. A través del monitoreo por ultrasonido, el especialista aconseja el mejor momento para que la pareja tenga relaciones sexuales, a fin de sincronizar el periodo de ovulación.

Preparación para las relaciones sexuales programadas

La preparación se realiza mediante la administración de hormonas y medicamentos durante 8 a 14 días.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..