Cirugía nasal por radiofrecuencia

Especialidad de Otorrinolaringología

¿Qué es la Cirugía nasal por radiofrecuencia?

La cirugía nasal por radiofrecuencia consiste en la aplicación de ondas de radio de alta frecuencia a través de un tejido blando, lo que permite cortar, coagular o extirpar tejidos. Las ondas se aplican por medio de unos electrodos fríos que transmiten directamente las ondas a los tejidos. El proceso se inicia insertando una sonda delgada de radiofrecuencia a través de los agujeros de la nariz.

La cirugía se lleva a cabo con anestesia local y suele durar entre cinco y quince minutos, como máximo. La energía de la radiofrecuencia ayuda a reducir el tamaño de los cornetes sin provocar lesiones en la mucosa nasal, ya que se aplica mediante unos electrodos fríos.

¿Por qué se realiza?

La cirugía nasal por radiofrecuencia se realiza para reducir el tamaño de los cornetes y facilitar y mejorar la respiración al paciente.

Además la cirugía no deja cicatrices ni modifica la forma de la nariz, como puede suceder en otras operaciones como la rinoplastia.

¿En qué consiste?

La intervención se realiza normalmente bajo anestesia local y sedación y suele durar entre 5 y 10 minutos. La cirugía consiste en introducir una aguja por el orificio nasal y realizar varias punciones y se administra la radiofrecuencia para conseguir la disminución de volumen de los cornetes.

Después del taponamiento es necesario colocar un taponamiento nasal durante 24 o 48 horas.

Preparación para la cirugía nasal por radiofrecuencia

Es importante que el paciente consulte al médico especialista los medicamentos que puede tomar antes de la operación. Además, es posible que una semana antes de la intervención deba dejar de tomar ciertos medicamentos, tales como aspirina o antiinflamatorios, o anticoagulantes.

Cuidados tras la intervención

El post operatorio es rápido y sencillo. el paciente tiene que realizar lavados nasales con suero fisiológico o agua salina, para facilitar la cicatrización y limpiar la zona tratada.

Además durante los primeros días tras la intervención se debe evitar el ejercicio físico, calor intenso o las aspirinas.

Es probable que durante las primeras semanas se produzcan costras nasales, que serán retiradas por el especialista.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.