Anillo anticonceptivo

¿Qué es el anillo anticonceptivo?

El anillo anticonceptivo, conocido también como anillo vaginal, es un método anticonceptivo que permite controlar la natalidad. Contiene formas artificiales de las hormonas que normalmente se producen en los ovarios de la mujer: estrógeno y progestágeno. Éstas impiden que el ovario libere un óvulo durante su ciclo menstrual. El progestágeno, además, ayuda a evitar que los espermatozoides entren en el útero, haciendo que la mucosidad que existe en el cuello del útero se vuelva espesa.
 

¿Por qué se realiza?

Se utiliza para prevenir embarazos no deseados, ya que funciona mejor que las píldoras anticonceptivas.


¿En qué consiste?

Se trata de un anillo flexible de unos cinco centímetros de diámetro que la misma mujer coloca dentro de su vagina. Es un anticonceptivo mensual que tiene que permanecer en la vagina durante tres semanas. Después, se retira una semana, coincidiendo con el período menstrual.

Una vez insertado dentro de la vagina libera progestágeno y estrógeno para evitar el embarazo.
 

Preparación para el anillo anticonceptivo

Al igual que otros métodos hormonales, se requiere prescripción médica para iniciar su tratamiento.

Hay que tener en cuenta que el anillo anticonceptivo puede producir efectos secundarios como náuseas, sensibilidad en las mamas, vaginitis o sangrado intermenstrual.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..