Anestesia pediátrica

 

¿Qué es la anestesia pediátrica?

 

Dentro de la especialidad de anestesia existe un grupo de médicos especialistas que cuentan con una formación específica para pacientes pediátricos, dado que pueden comportarte de manera distinta frente a la anestesia.

 

La anestesia es un medicamento que permite que una prueba o intervención quirúrgica se realice sin dolor.

 

El tipo de anestesia que se administra dependerá de la salud y necesidades del paciente.

 

Por eso, antes de administrarla se realizará un control de la frecuencia cardíaca respiración temperatura y presión arterial.

 

 

¿Por qué el anestesista pediátrico?

 

Es el especialista que cuenta con la experiencia y la capacitación para garantizar el éxito de la cirugía o tratamiento en los más pequeños.

 

La diferencia respecto a cualquier otro anestesista es que el pediátrico cuenta con la capacitación especial para evaluar los problemas complejos que presenta un niño y para planear una anestesia segura acorde a cada caso.

 

 

¿Qué tipos de anestesia se pueden aplicar en niños?

 

  1. Anestesia general. Se administra vía intravenosa, inhalatoria o ambas y se induce a un estado de inconsciencia transitoria.
  2. Anestesia local. Se adormece una determinada zona del cuerpo y el niño mantiene la consciencia en todo momento.
  3. Anestesia locorregional. Muy similar a la anestesia local, pero la zona sobre la cual se aplica es mayor.

 

 

¿Qué riesgos presenta?

 

La anestesia es un método seguro, pero pueden existir riesgos al igual que con cualquier otro medicamento. Algunos efectos secundarios son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Cierto malestar y mareos.
  • Dolor de garganta.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.