Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

Rehabilitación de los déficits neurológicos de los niños

Escrito por: Dr. José Rubí Callejón
Publicado: | Actualizado: 03/03/2020
Editado por: Alicia Arévalo

Las terapias de rehabilitación integral dirigida a niños y adolescentes con cualquier patología neurológica, tanto del sistema nervioso central como periférico, que les ocasione alteraciones físicas, cognitivas, sensoriales, emocionales y/o conductuales.
 

El objetivo es recuperar, compensar o evitar el agravamiento de los déficits neurológicos de los niños con el fin de otorgarles un mayor grado de independencia y autonomía funcional, mejorando su calidad de vida y la de los padres.

 

Atención temprana

En el contexto de la neurorrehabilitación infantil la atención temprana se aplica cuando los niños a los que hay que realizar la intervención terapéutica se encuentran en el rango de edad de 0-6 años.
 

El objetivo es estimular precozmente a aquellos niños que padecen una alteración en su desarrollo psicomotor o tienen el riesgo de padecerla, potenciando el desarrollo de sus capacidades.
 

La detección precoz es fundamental a la hora de actuar lo antes posible y posibilitar la integración de los niños en el medio familiar, escolar y social de la forma más completa posible.

 

Tratamiento integral de los déficits neurológicos

Las diferentes alteraciones neurológicas no pueden ser abordadas de manera aislada, sino que es necesaria la coordinación de diferentes profesionales para la rehabilitación de cada una de las áreas afectadas. Las especialidades que formarían parte de este tratamiento integral serían:

  1. Neuropediatría
  2. Neuropsicología infantil
  3. Fisioterapia neurológica infantil
  4. Logopedia infantil
  5. Terapia ocupacional infantil


 

La neurorrehabilitación infantil la atención temprana se aplica en el rango de edad de 0-6 años.
 

Asesoramiento y apoyo de las familias

La intervención primaria sobre el niño debe ser efectuada por la familia con el esfuerzo y guía de los especialistas. No se debe separar la ayuda al niño de la que precisen los padres ya que de la colaboración y la participación de la familia dependerá en gran parte la eficacia del tratamiento. Por ello, el asesoramiento y formación a los padres acerca de cómo pueden contribuir en la estimulación de las capacidades de su hijo.

 

Patologías más frecuentes tratadas en rehabilitación

  • Daño cerebral sobrevenido (Ictus, traumatismo craneoencefálico, tumores cerebrales)
  • Parálisis cerebral infantil (hemiparesia, paraparesia)
  • Prematuridad
  • Trastornos del desarrollo motor (retraso psicomotor, problemas de equilibrio)
  • Retraso mental de cualquier causa
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trastornos del Espectro Autista
  • Alteraciones cromosómicas/síndromes genéticos (Down, Williams, Pierre-Robin, Angelman, Prader-Willi, X-fragil, Kabuki, Pheland-Mcdermid)
  • Encefalopatías epilépticas (West)
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Miopatías (Duchenne, Becker)
  • Espina bífida
  • Déficit sensoriales (problemas de visión o audición)
  • Trastornos de conducta
  • Dificultades sociales o comunicativas
  • Problemas emocionales
  • Dificultad en el desarrollo de las actividades de la vida diaria
  • Síndromes metabólicos

 

El proceso de rehabilitación

El proceso rehabilitador requiere una metodología de trabajo que se lleva a cabo en 5 pasos:

  1. Evaluación diagnóstica: la realiza el médico neuropediatra a través de una entrevista clínica con los familiares y una minuciosa exploración neurológica al niño. Esta primera valoración permite conocer las necesidades asistenciales del paciente, su estado funcional, su nivel de dependencia y su entorno sociofamiliar.
  2. Valoración específica: según los resultados de la primera evaluación, el neuropediatra solicita la valoración específica de aquellos profesionales que precisen intervenir en el proceso rehabilitador: neuropsicología, fisioterapia neurológica, logopedia o terapia ocupacional.
  3. Definición de objetivos: tras la valoración de todo el equipo se desarrolla un plan terapéutico individual, en cada una de las áreas.
  4. Desarrollo del tratamiento rehabilitador: ejecución de todas las intervenciones y tratamientos necesarios en el plan personalizado establecido.
  5. Evaluaciones periódicas: durante todo el proceso de neurorrehabilitación se realiza un seguimiento con evaluaciones periódicas, permitiendo adaptar el plan terapéutico según la evolución y los objetivos que se van consiguiendo.

Por Dr. José Rubí Callejón
Neurología

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, el Dr. Rubí Callejón es un reputado especialista en Neurología. Formado a través del MIR en Neurología por el Complejo Hospitalario de Torrecárdenas, el Dr. es actualmente Director Asistencial de su propia clínica y Facultativo Especialista de Área en el Hospital de Poniente. Compagina su labor asistencial con su labor docente en la formación en Neurología de los médicos internos residentes (MIR) de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital de Poniente. Es miembro de numerario de la Sociedad Española de Neurología y de la Sociedad Andaluza de Neurología. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Encuentra al mejor especialista en Neurología de tu ciudad:
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.