Por qué se da la eyaculación precoz y cómo acabar con ella

Escrito por: Daniel Moreno
Publicado: | Actualizado: 19/06/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La eyaculación precoz puede afectar a cualquier hombre. Las causas pueden ser múltiples y, normalmente, la presión que se ejerce el hombre sobre sí mismo, influye en el aspecto psicológico. El Sr. Moreno, especialista en Psicología en el Instituto Madrid de Psicología, ofrece los detalles sobre cómo abordarlo.

 

La eyaculación precoz es una disfunción sexual masculina muy frecuente. Se caracteriza por la falta de control voluntario sobre la eyaculación. El hombre eyacula de manera prematura, antes de lo que desearía cuando mantiene relaciones sexuales.

 

Los tipos de eyaculación precoz y sus consecuencias

Se distingue entre eyaculación precoz primaria y secundaria, dependiendo de si el hombre nunca ha tenido control sobre la eyaculación (primaria), o sí lo tuvo y lo perdió (secundaria).

La eyaculación precoz afecta negativamente a la calidad de la vida sexual de la persona que lo padece y de su pareja, no consiguiendo relaciones sexuales satisfactorias y generando un profundo malestar.

 

¿Existe un prototipo de hombre que suela sufrir eyaculación precoz?

Cualquier hombre puede sufrir eyaculación precoz, por lo que no existe un prototipo claro. No es característico de una franja de edad o condición física específica, como sucede en otras disfunciones sexuales, pudiendo afectar a los hombres en cualquier momento de su vida.

Las causas de la eyaculación precoz pueden ser múltiples.
De ahí que sea importante abordarla también desde la Psicología.

 

Causas de la eyaculación precoz

Las causas de esta disfunción pueden ser tanto orgánicas (muy poco habituales) como psicológicas. Las principales causas psicológicas son el mal aprendizaje del control de la eyaculación, la ansiedad y el estrés asociado al rendimiento sexual.

 

Tratamiento psicológico para la eyaculación precoz

Existen algunas medicaciones que ayudan a retardar la eyaculación, pero estos fármacos nunca solucionan el problema definitivamente. El tratamiento debe mantenerse de por vida para conseguir retardar la eyaculación. Además, estos tratamientos no son efectivos para todos los casos.

Existe un amplio consenso entre los especialistas en Psicología en que el tratamiento de elección para la eyaculación precoz es la terapia sexual, el cual dispone de una gran evidencia científica. Este tipo de terapia trabaja en el control de la ansiedad de rendimiento sexual y se basa en el reaprendizaje del control del reflejo eyaculatorio, consiguiendo así el control sobre la eyaculación. El paciente aumenta el control sobre su reflejo eyaculatorio aprendiendo técnicas de focalización sensorial y de bloqueo. Si la ansiedad está muy presente, también será necesario reducir sus niveles.

Durante el tratamiento, el terapeuta marca una serie de ejercicios y tareas para realizar en casa en solitario o en pareja, por lo que no es necesario disponer de pareja para tratar la eyaculación precoz.

 

Resultados del tratamiento para la eyaculación precoz

Los casos de eyaculación precoz tienen una elevada tasa de éxito terapéutico, pero es importante seguir rigurosamente el tratamiento indicado por el especialista. El tiempo que precisará el paciente para notar los primeros avances, será distinto en cada caso ya que depende de factores muy diferentes. Habitualmente se requieren al menos cinco sesiones para solucionar los principales tipos de eyaculación precoz.

Por Daniel Moreno
Psicología

Licenciado en Psicología por la Universidad de San Pablo de Madrid y Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid. Experto en psicoterapia con niños y adolescentes y en terapia de pareja por el COP, además está especializado en psicología en situaciones de emergencias y catástrofes.  Su trayectoria profesional le ha llevado a trabajar en el Hospital Universitario Madrid Monte Príncipe y en el Hospital Militar de la Defensa Gómez Ulla.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.