Psicología para abordar la eyaculación precoz

Escrito por: Santiago Palet i Figuerola
Publicado: | Actualizado: 18/11/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente en hombres y provoca en muchos de ellos falta de confianza y problemas con su pareja. La psicología de dichos pacientes es un factor muy importante en superar esta disfunción, tal como comenta el psicólogo Dr. Palet i Figuerola, doctorado en Psiquiatría y Psicología Médica con más de 25 años de experiencia. 

 

La eyaculación precoz es una disfunción sexual muy habitual. Se caracteriza por una falta de control voluntario sobre la eyaculación, por lo que el hombre eyacula de manera prematura, antes de lo deseado cuando tiene relaciones sexuales. Se distingue entre eyaculación precoz primaria y secundaria, dependiendo de si el hombre nunca ha tenido control sobre la eyaculación (primaria), o si lo tuvo y lo perdió (secundaria).

Es un trastorno que afecta a la calidad de la vida sexual de la persona que lo padece y de su pareja, no consiguiendo relaciones sexuales satisfactorias y generando profundo malestar.

 

Causas de la eyaculación precoz y cómo influye la mente

Las causas de esta disfunción pueden ser tanto orgánicas (poco habituales) como psicológicas. Las principales causas psicológicas son el mal aprendizaje del control de la eyaculación, la ansiedad y el estrés asociado al rendimiento sexual.

 

Quién puede sufrir eyaculación precoz

No existe un prototipo de hombre que suela sufrir eyaculación precoz. Prácticamente cualquier hombre puede sufrirla. No es propio de una franja de edad o condición física concreta, como sucede en otras disfunciones sexuales. Asimismo, puede afectar a los hombres en cualquier momento de su vida.

eyaculacion precoz
Cualquier hombre puede sufrir eyaculación precoz a cualquier edad
 

 

Tratamiento psicológico de la eyaculación precoz

Existen algunas medicaciones que ayudan a retardar la eyaculación, pero nunca solucionan el problema de forma definitiva. El tratamiento debe mantenerse de por vida para que se produzca un retraso en la eyaculación. Además estos tratamientos no son efectivos para todos los casos. Existe un amplio consenso entre los especialistas en que el tratamiento de elección para la eyaculación precoz es la terapia sexual, el cual dispone de una gran evidencia científica. Este tipo de terapia trabaja en el control de la ansiedad de rendimiento sexual y se basa en el reaprendizaje del control del reflejo eyaculatorio, consiguiendo así el control sobre la eyaculación. El paciente aumenta el control sobre su reflejo eyaculatorio aprendiendo técnicas de focalización sensorial y de bloqueo. Si la ansiedad está muy presente, también será necesario reducir sus niveles.

Durante el tratamiento, el especialista en Psicología marca una serie de ejercicios y tareas para realizar en casa en solitario o en pareja. No es necesario disponer de pareja para tratar la eyaculación precoz.

 

Resultados de la terapia psicológica para la eyaculación precoz

La terapia para la eyaculación precoz tiene una elevada tasa de éxito terapéutico. Es importante seguir rigurosamente el tratamiento indicado por el especialista. El tiempo que precisará el hombre para notar los primeros avances será distinto en cada caso, ya que depende de factores muy diferentes. Habitualmente se requieren al menos cinco sesiones para solucionar los principales tipos de eyaculación precoz.

Por Santiago Palet i Figuerola
Psicología

El señor Palet i Figuerola es un célebre psicólogo que cuenta con una extensa carrera profesional como psicólogo y sexólogo con más de 20 años de experiencia. Actualmente ejerce como psicólogo en el Institut Barcelona de Psicología. Es licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona y doctora en Psiquiatría y Psicología Médica. Además posee un Máster en Psicología Clínica y de la Salud por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP). 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes