La prótesis de rodilla

Escrito por: Dr. Carlos Esteve de Miguel Honour
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

¿En qué consiste la implantación de una prótesis de rodilla?

En este procedimiento se eliminan las partes dañadas de la articulación de la rodilla y se sustituyen por unos componentes llamados implantes. Estos implantes están fabricados con unos materiales compatibles con nuestros tejidos, como el polietileno o el titanio. Existen modelos de prótesis que se fijan al hueso con la ayuda de un cemento acrílico especial. Otras prótesis se colocan sin cemento y requieren un ajuste o encaje perfecto al hueso. 

Por lo general, los implantes de una prótesis de rodilla se cementan al o en un hueso más débil en las personas mayores, y se colocan sin cementar en los huesos más resistentes y jóvenes. Los componentes no cementados tienen una superficie rugosa con pequeños poros y en los que crece el hueso. De modo que la prótesis llega a unirse de la manera más firme posible, es decir, de un modo biológico, integrándose en la superficie ósea.

 

¿En qué situaciones es recomendable llevar a cabo la operación?

Está indicada la colocación de una prótesis de rodilla cuando la articulación dolorosa tiene un desgaste avanzado y muchas veces ya se han intentado otros tratamientos sin éxito.

 

¿Qué tipo de recuperación post-operatoria se realiza? ¿Cuánto tiempo dura?

En el postoperatorio inmediato se hacen ejercicios para recuperar la movilidad de la rodilla y fortalecer la musculatura de la extremidad. Este programa de ejercicios se continúa efectuando en su domicilio. Además se entrena a los pacientes para la marcha, habitualmente con carga parcial y muletas durante un periodo que puede variar según el estado del hueso, la edad y el tipo de prótesis.

 

¿La artrosis es una de las causas más frecuentes para la inserción de una nueva prótesis?

La artrosis es la enfermedad más frecuente de las articulaciones y también el motivo más frecuente de incapacidad del aparato locomotor. Se caracteriza por un desgaste de la capa de cartílago que recubre las articulaciones, formándose en su lugar tejido óseo.

Los factores que predisponen a sufrir artrosis son los antecedentes familiares, la mala alineación de las piernas, la obesidad y los trabajos que implican cargas o impactos continuos en las articulaciones, particularmente trabajar muchas horas de pie o que conlleven cargar peso.

 

Una vez el paciente está recuperado por completo. ¿Qué actividades físicas no se pueden realizar? ¿Qué acciones requieren un cierto cuidado a la hora de realizarlas?

El portador de una prótesis de rodilla puede llevar una vida prácticamente normal, sin limitaciones para la marcha. No obstante, debe reducir aquellas actividades que implican un impacto, como correr y saltar.

 

Con el paso del tiempo, ¿puede provocar problemas o se puede desgastar?

Los materiales implantados de una prótesis tienen una vida limitada, que varía de una persona a otra. Con los modelos actuales se ha alargado mucho su duración, entre 10 y 15 años. Cuando una prótesis empieza a fallar, se aflojan sus componentes. Su movilidad provoca molestias y va desgastando el hueso, provocando así el recambio de los implantes.

 

Por Dr. Carlos Esteve de Miguel Honour
Traumatología

Es un reconocido experto en el tratamiento de la artrosis y en la técnica de artroscopia para rodilla y hombro. Se doctoró con calificación Cum Laude y amplió su formación en Estados Unidos y el Reino Unido. Tiene además una larga trayectoria profesional y ha expuesto más de mil conferencias en encuentros y congresos científicos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.