Envejecimiento cutáneo, qué tratamiento debemos seguir

Escrito por: Dr. Javier Bassas Bresca
Publicado: | Actualizado: 12/02/2018
Editado por: Noelia Pino García

La dermoscosmética es la parte de la Dermatología que se encarga principalmente de la piel sana. La demanda en dermocosmética aumenta anualmente de forma paralela al envejecimiento de la población.

El envejecimiento cutáneo es un proceso continuado a lo largo de toda la vida, progresivo e inevitable. Las causas del envejecimiento cutáneo son principalmente dos:

  • Envejecimiento cronológico: la piel envejece como consecuencia del paso del tiempo.
  • Envejecimiento exógeno: debido a la repercusión de agentes externos como la radiación ultravioleta, la exposición a sustancias químicas (nicotina, alcohol) y la dieta, entre otros.

 

Síntomas del envejecimiento cutáneo

Los síntomas que presenta el envejecimiento cutáneo son varios, entre los que destacan:

  1. Trastornos de la pigmentación: los léntigos actínicos son a menudo las primeras lesiones relacionadas con el envejecimiento cutáneo. Se trata de manchas parduzcas de tamaños variables. Se localizan, sobre todo, en áreas coprorales expuestas al sol como la cara y el dorso de las manos. Son más frecuentes en las personas de piel clara. Otra manifestación es la aparición de pequeñas manchas blancas en zonas corporales expuestas al sol, que son más evidentes cuando se está bronceado.
  2. Piel seca. se puede observar a cualquier edad, pero en ancianos es muy habitual. La piel adquiere un aspecto mate, deslustrado y es frecuente la aparición de agrietamiento, fisuras, descamación y picor.
  3. Arrugas, surcos y pliegues: los pliegues en la frente y alrededor de la boca suelen ser los primeros en aparecer, generalmente a partir de los 30 años. Están condicionados por la movilidad de los músculos faciales. A partir de los 40, aparecen pliegues más superficiales alrededor de los ojos y en el cuello. En pacientes de edad avanzada la piel aparece adelgazada, fina y transparente.
  4. Dilataciones vasculares: otra manifestación del envejecimiento cutáneo son las dilataciones vasculares (telangiectasias) que aparecen sobre todo en la cara como consecuencia de los efectos de la radiación solar y en las piernas. Con la progresión del envejecimiento pueden aparecer manchas púrpuras espontáneas o secundarias a pequeños golpes que son consecuencia de la fragilidad cutánea aumentada.

 

Cómo prevenir el envejecimiento de la piel

El efecto de la radiación ultravioleta es fundamental en el proceso de envejecimiento cutáneo. Las medidas de fotoprotección son la base esencial de la prevención del fotoenvejecimiento. Esta prevención debe iniciarse en la infancia y adecuarse al tipo de piel de cada individuo. Evitar las quemaduras solares es crucial. Entre las medidas de fotoprotección se incluyen métodos físicos como camisetas, sombreros de ala ancha y gafas de sol; así como el uso de fotoprotectores en forma de cremas, pomadas o soluciones.

 

Tratamiento del envejecimiento cutáneo

dermoestetica rejuvenecimientoEntre los tratamientos no invasivos del envejecimiento cutáneo destacan el ácido retinoico, los alfa-hidroxiácidos, la hidroquinona y los antioxidantes (como la vitamina C). Estos tratamientos se basan en la aplicación diaria, preferentemente nocturna, de estas sustancias en cremas o geles. Son de efecto lento y se obtienen buenos resultados en la mejora de las arrugas finas. En ocasiones, pueden causar irritación y/o enrojecimiento, que puede minimizarse aplicando los primeros días concentraciones bajas que se deben ir aumentando de manera progresiva.

Entre los tratamientos invasivos destacan peeling químico, dermoabrasión mecànica, microdermoabrasión, laserterapia, sustancias de relleno, toxina botulínica y cirugía cosmética.

  1. Peeling químico: consiste en la aplicación de una sustancia química que produce un daño controlado para así promover la regeneración de la piel y corregir los defectos propios de la edad. Puede ser muy superficial, superficiales, medio o profundo, dependiendo de la sustancia química que se aplique. Es útil para el tratamiento de las arrugas finas, cicatrices superficiales, fotoenvejecimiento y alteraciones de la pigmentación, entre otros.
  2. Microdermoabrasión: es una técnica de exfoliación física superficial en la que se aplican microcristales sobre la piel que permiten una abrasión superficial gradual. Es un procedimiento controlado y con el que se obtienen buenos resultados.
  3. Dermoabrasión: es una técnica más invasiva que las descritas anteriormente. Se utilizan unas fresas que giran y remueven las capas superficiales de la piel. Generalmente, es necesario el uso de anestesia.
  4. Laserterapia: existen diversos tipos de láser que pueden emplearse para el tratamiento y prevención del envejecimiento cutáneo. Es el especialista médico el que indica qué aparato se debe utilizar en cada caso. Al igual que casi todos los otros métodos, se puede combinar con otros procedimientos.
  5. Sustancias de relleno: se emplean para dar volumen y producir cambios en la superficie y textura de la localización anatómica inyectada. Existen varios tipos de sustancias de relleno. La elección de la sustancia dependerá del sitio anatómico que se desee tratar, de los antecedentes, expectativas y preferencias del paciente.
  6. Toxina botulínica: la tóxina botulínica tipo A es una neurotoxina que paraliza los músculos que se exponen a ella. Consiste en la inyección directa en el músculo. No se requiere anestesia local y se pueden retomar las actividades de la vida diaria inmediatamente después. La duración de los efectos beneficiosos oscila entre tres y seis meses.
  7. Cirugía cosmética: Las ritidectomías son las plastias destinadas a la corrección de pliegues o arrugas. La blefaroplastia (o plastia de corrección palpebral) es una de las más empleadas. Otras técnicas son la liposucción y el lifting.

Existen múltiples tratamientos para el envejecimiento cutáneo, pero las medidas de prevención son esenciales. En ocasiones, para obtener resultados óptimos se deben combinar distintas técnicas, siempre teniendo en cuenta las expectativas y necesidades de cada paciente.

Por Dr. Javier Bassas Bresca
Dermatología

El Dr. Javier Bassas Bresca es un destacado dermatólogo con 35 años de experiencia profesional. Es experto en alopecia, cáncer de piel y manchas y lesiones pigmentadas con láser. Autor de numerosas publicaciones, es asistente habitual a congresos y reuniones sobre la especialidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.