Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

Diferencias entre la rinitis alérgica y el catarro común

Escrito por: Dr. Ángel Ferrer Torres
Publicado: | Actualizado: 24/02/2020
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La rinitis alérgica es una inflamación en la mucosa nasal que se manifiesta con signos como la mucosidad nasal, estornudos, picor nasal, congestión…

 

Los signos y síntomas de la rinitis duran al menos dos días seguidos y sus efectos se extienden durante más de una hora. La reacción acostumbra a ser inmediata en el momento en el que se expone un alérgeno que causa la alergia.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre la rinitis alérgica y el catarro común?

En casos de rinitis alérgica, la mucosidad es de un tono transparente y sale continuamente, goteando. La cantidad puede variar durante el día y su duración es mayor. En el caso del catarro, se trata de una infección acompañada de fiebre con síntomas que duran todo el día, suele durar una semana y la mucosidad tiene más espesor y tiene color.

 

 

Causas de la rinitis

Los alérgenos más habituales causantes de rinitis y asma son:

 

  • Ácaros del polvo y animales domésticos
     
  • Pólenes y hongos
     
  • Alérgenos laborales
     

Otras de las causas más habituales de la rinitis es la rinitis infecciosa, denominada también rinosinusitis. En este caso, se produce una inflamación que afecta a la mucosa nasal y a los senos paranasales. Puede tener origen bacteriano o vírico, y según lo que duren los síntomas puede ser aguda o crónica.
 

Otras causas son:
 

  • Relacionadas con el trabajo
     
  • Producidas por el efecto de fármacos antiinflamatorios
     
  • Rinitis hormonal
     
  • Rinitis por alimentos
     
  • Humo de tabaco
     
  • Rinitis por cambios de temperatura bruscos
     
  • Humedad
     
  • Olores fuertes
     

A su vez, cabe destacar el efecto de la contaminación en la rinitis, aumentando los síntomas los días en los que más polución existe. La contaminación de los vehículos a motor, además, favorecen el desarrollo de la rinitis polínica.

 

Los signos de la rinitis duran horas, mientras que los del catarro pueden prolongarse durante más de una semana
 

 

Diagnóstico de la rinitis alérgica

Para realizar el diagnóstico de la enfermedad se analiza la historia clínica del paciente así como de sus síntomas alérgicos, que se contrastan con las pruebas diagnósticas cutáneas.
 

Un positivo sin una clínica asociada no es útil, ya que se pueden dar síntomas sin un resultado positivo.
 

Cuando existen dudas sobre el resultado de una prueba cutánea de rinitis nasal, se puede hacer una prueba de provocación conjuntival o nasal, que se basa en aplicar el alérgeno en la nariz o en el ojo para reproducir los síntomas en el paciente.

 

 

Tratamiento de la rinoconjuntivis alérgica

El tratamiento de fármacos debe adaptarse a las necesidades y síntomas del paciente de acuerdo con su gravedad.
 

Los antihistamínicos se utilizan para reducir los signos y síntomas, como los mocos o el picor nasal, aunque no cura la enfermedad. Por este motivo, se toman en función de los signos alérgicos.
 

También se utilizan habitualmente los corticoides tópicos por inhalación, que se indican tanto en la rinitis alérgica como en la sinusitis y en la poliposis. Son eficaces para reducir la congestión y también el picor, los estornudos y las secreciones. Su efecto actúa a las pocas horas, pero el resultado óptimo se obtiene tras varios días o semanas de tratamiento consecutivo.
 

Existen también otros tratamientos descongestionantes nasales que pueden producir rinitis medicamentosa.
 

Además, existen vacunas para controlar los síntomas (inmunoterapia) que a día de hoy es el único tratamiento específico para tratar la causa de la alergia y cambiar su evolución.
 

Un paciente con rinitis alérgica sin tratamiento, tendrá más posibilidades de desarrollar asma, aunque en el caso contrario, pacientes con rinitis alérgicas que se tratan con vacunas, no desarrollan asma alérgica.

Por Dr. Ángel Ferrer Torres
Alergología

El Dr. Ángel Ferrer Torres es un destacado especialista en Alergología de Alicante. Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alicante en 1985 y se especializó en Alergología por sistema MIR, formándose en el Hospital «La Paz» de Madrid. En 2005 fue nombrado Doctor en Medicina con calificación "Cum Laude" por la Universidad Miguel Hernández.

A día de hoy, acumula una dilatada experiencia profesional que inició en 1988. Desde entonces, ha podido combinar su labor asistencia al servicio del sector público y privado.

Actualmente, es responsable de la Unidad de Alergología e Inmunología Clinica de la Clínica QuirónSalud de Alicante y ejerce como ​facultativo especialista de alergia en el Hospital Vega Baja. 

Por otro lado, también desarrolla una importante labor investigadora, sobre todo en lo que se refiere a alergias alimentarias, asma y medicamentos, y es autor de numerosas publicaciones científicas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.