Cataratas: cuándo y cómo aparecen

Escrito por: Dra. Blanca Poyales Villamor
Publicado:
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La edad de aparición de las cataratas es muy variable: el 21 % de las personas entre los 50 – 64 años de edad las tienen. A medida que vamos envejeciendo este porcentaje va aumentando de forma que las presentan el 53% de los personas entre 65 y 74 años, y el 80% de los individuos entre 75 y 85 años. (Fuente: Monografía “Cirugía del cristalino” Drs Lorente y Mendicute)

 

Suele ser bilateral pero asimétrico.

 

Tipos de cataratas

  • Cataratas congénitas o infantiles: en menores de 1 año. Normalmente se desconoce su causa, otras veces se asocia a enfermedades metabólicas, como Síndrome de Down, enfermedades infecciosas durante el embarazo, entre otras.
  • Cataratas nucleares: es la forma más frecuente de catarata. Se produce por un endurecimiento y opacificación progresiva del núcleo del cristalino. Suele acompañarse de una miopización progresiva por el aumento del índice de refracción del cristalino.
  • Cataratas corticales: las segundas en frecuencia. Se produce una opacificación de la corteza del cristalino, con lo que los pacientes refieren visión borrosa, pérdida de sensibilidad al contraste y deslumbramientos.
  • Cataratas subcapsulares posteriores: es un tipo de catarata que aparece en gente joven tras la toma prolongada de corticoides, en miopías magnas o tras procesos inflamatorios. Produce pérdida de visión y muchos deslumbramiento en pocos meses.
  • Catarata traumática: suele ser unilateral y asociarse a otras alteraciones oculares como rotura del esfínter del iris, debilidad zonular o rotura de la cápsula posterior incluso

 

La edad de aparición de las cataratas es muy variable

 

Cómo prevenir las cataratas

El principal factor de riesgo para la aparición de las cataratas es la edad. Por tanto, no podemos retrasar su aparición. Sin embargo, hay factores exógenos que podemos controlar para evitar que las cataratas progresen de forma rápida o aparezcan a edades tempranas como son:

  • Exposición a luz solar: las cataratas tienen mayor prevalencia en las poblaciones cercanas al Ecuador, por tanto una buena protección con gafas de sol es recomendable para proteger nuestro cristalino.
  • Diabetes: las Hiperglucemias mal controladas y prolongadas en el tiempo producen un estrés oxidativo de las proteínas del cristalino.
  • Tabaco y alcohol: aumentan el riesgo de cataratas nucleares y subcapsulares posteriores. El dejar de fumar hace que este riesgo disminuya.
  • Toma de medicamentos como los corticoides durante periodos prologados de tiempo y a altas dosis también favorecen la aparición de cataratas.

 

Cirugía de cataratas

La cirugía de cataratas consiste en la sustitución del cristalino opaco por una lente trasparente de un material biocompatible y con la graduación que el paciente necesita. Es una cirugía que, en general, se realiza con anestesia tópica (gotas), a través de una incisión de 2.2 mm; se abre una orificio circular en el cristalino de un diámetro de 5 a 5,5 mm (capsulorexis) y se fractura el cristalino con ultrasonidos para posteriormente aspirar estos fragmentos y dejar el saco donde estaba contenido el cristalino limpio. Dentro de este saco, es donde se va a implantar la lente intraocular.

 

 

Tipos de lentes intraoculares

FÁQUICAS: se añaden al sistema óptico manteniendo el cristalino, por lo que están indicadas en pacientes jóvenes o que no pueden someterse a una cirugía corneal para corregir su defecto de graduación. Permite ver a todas las distancias con una alta calidad de imagen. Se trata de una técnica reversible.

PSEUDOFÁQUICAS: sustituyen al cristalino, con lo que en todos los casos se elimina la catarata en caso de que exista. La cirugía se realiza con una microincisión en la córnea a través de la que se extraerá el cristalino previamente fracturado con ultrasonidos.

 

Hoy en día también se pueden operar las cataratas con láser de Femtosegundos, lo que nos permite una mayor precisión a la hora de realizar la capsulorrexis y menor manipulación ya que la fragmentación la realiza el láser.

Las lentes PSEUDOFAQUICAS se dividen en:

  • Monofocales: permiten una muy buena visión de lejos sin corrección, pero precisan el uso de gafas para la distancia intermedia y para cerca.
  • Rango extendido: son un tipo de lentes que permiten una buena visión de lejos e intermedia con menos fenómenos disfotópsicos que las lentes multifocales. El paciente suele precisar una gafa de cerca para poder leer con comodidad.
  • Multifocales: permiten una independencia de las gafas de cerca para cosas habituales con lo que el paciente no tendrá presbicia. Las lentes Multifocales se subdividen en: bifocales, buena visión lejana y cercana (pueden necesitar gafas para la visión intermedia); trifocales, buena visión lejana, intermedia y cercana.
  • Lentes Tóricas: permiten corregir astigmatismos superiores a 1 D. Hay tanto monofocales (corrigen los defectos refractivos de lejos y el astigmatismo, necesitando una gafa de cerca) como multifocales tóricas (que corrigen todos los defectos de graduación)

Por Dra. Blanca Poyales Villamor
Oftalmología

La destacada Dra. Poyales Villamor es especialista en oftalmología, miembro de una familia dedicada a esta especialidad durante generaciones. Es experta en trasplantes, Crosslinking, anillos corneales, cirugía de cataratas y cirugía refractiva. Es responsable de la Unidad de Córnea en Innova Ocular IOA Madrid desde el 2010. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.