Cáncer en la infancia y adolescencia, ¿se puede detectar precozmente?

Escrito por: Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo
Publicado: | Actualizado: 26/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Durante la edad pediátrica el cáncer es una enfermedad rara que puede manifestarse inicialmente con los mismos signos y síntomas que otros procesos patológicos frecuentes. El objetivo de este artículo es ayudar a los padres a conocer aquellos signos y síntomas precoces que deben alertar de la posibilidad de un cáncer. Su detección precoz por el pediatra generalmente mejorará el pronóstico.

Leucemia. Se presenta generalmente con una historia de pocas semanas de evolución. Se debe sospechar ante la aparición de uno o más de los siguientes signos y síntomas que no estén justificados por otros motivos: palidez, cansancio, irritabilidad, fiebre de origen desconocido, adenopatías generalizadas, hematomas, petequias, dolor osteoarticular persistente, infecciones respiratorias de repetición y/o hepatoesplenomegalia. Hay que prestar especial atención en los niños con síndrome de Down.

Linfoma. Se presenta generalmente con una historia de meses de evolución. Se debe sospechar en ausencia de signos de infección local, ante la aparición de adenopatías (enfermedades de los ganglios linfáticos) no dolorosas y de su localización: cervical, supraclavicular y/o axilar. Además de la consistencia que suele ser dura y del aumento del tamaño de forma progresiva.

Tumor del Sistema Nervioso Central. Se presenta generalmente con una historia de 2 a 4 semanas de evolución. Se debe sospechar ante la aparición de uno o más de los siguientes signos y síntomas: fontanela abombada, aumento del perímetro cefálico, pérdida de los hitos del desarrollo (en menores de 2 años), cefalea persistente, vómitos que despiertan por la noche o son matutinos, primera crisis convulsiva, alteraciones de la visión, alteración motora o sensitiva, deterioro del rendimiento escolar y/o cambios del comportamiento inexplicables. Hay que prestar especial atención en los niños con Neurofibromatosis.

Nefroblastoma (tumor de Wilms). Se presenta generalmente como una masa o distensión abdominal persistente, progresiva e indolora. Con menos frecuencia la primera manifestación puede ser una hematuria macroscópica.

Neuroblastoma. Se debe sospechar ante la aparición de uno o más de los siguientes signos y síntomas que no estén justificados por otros motivos: dolor óseo persistente, dolor de espalda, palidez, fatiga, debilidad en piernas, irritabilidad, fiebre de origen desconocido, infecciones respiratorias de repetición, adenopatías generalizadas, hematomas, distensión abdominal y/o retención urinaria.

Tumor Óseo (osteosarcoma / sarcoma de Ewing).  Se debe sospechar ante la aparición de un dolor persistente y/o una inflamación en las extremidades, especialmente alrededor de la rodilla. Con menos frecuencia se presenta con un dolor de espalda o una cojera sin motivos aparentes de más de 4 semanas de evolución.

Tumor de partes blandas (sarcomas). Se debe sospechar ante la aparición de una tumoración no justificada en cualquier localización, con alguna de las siguientes características: tamaño mayor de dos centímetros de diámetro, crecimiento rápido o progresivo y consistencia dura, adherida a planos profundos y/o adenopatías regionales.

Retinoblastoma. Se presenta generalmente en niños menores de dos años y se debe sospechar ante la visualización de un reflejo pupilar blanco (leucocoria) en una fotografía o por exploración física. Con menos frecuencia se presenta con un estrabismo de nueva aparición o un cambio en la agudeza visual. Hay que prestar especial atención en los hijos de padres con antecedentes de retinoblastoma y en gemelos de niños afectados.

Por Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo
Pediatría

El Dr. Gonzalo Oliván Gonzalvo es un reputado pediatra pionero en la evaluación pre-adoptiva por telemedicina y en la asistencia y el seguimiento de los niños adoptados y acogidos en el extranjero. Es consultor médico en materia de adopción nacional e internacional para diversas instituciones y asociaciones. Es también un destacado investigador y divulgador científico en diferentes áreas de la pediatría, con numerosos artículos publicados y conferencias impartidas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.