Afecciones de la piel en enfermedades autoinmunes

Escrito por: Dr. Xavier García Navarro
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

Dentro de las más de 80 enfermedades autoinmunes que existen, algunas de ellas pueden tener afectación cutánea, como por ejemplo el lupus eritematoso, el vitíligo, la celiaquía (dermatitis herpetiforme), la psoriasis, la sarcoidosis, la esclerodermia, la dermatomiositis, las vasculitis, enfermedad de Behçet, el pénfigo o el penfigoide.

 

¿Por qué?

Las enfermedades autoinmunes se deben a que nuestro propio sistema inmunitario (nuestras defensas que en teoría nos deberían proteger) ataca a células sanas de nuestro organismo, entre ellas pueden estar localizadas en la piel, con lo que se producen distintas manifestaciones clínicas.

 

La celiaquía es una enfermedad autoinmune
que puede tener afectación cutánea

 

¿Qué tipo de lesiones producen estas enfermedades de la piel y cuándo podemos relacionar que son consecuencia de la otra enfermedad?

Las manifestaciones cutáneas son variadas y a veces pueden ser el signo guía o el primer síntoma que nos haga sospechar en una enfermedad sistémica.

 

Hay enfermedades autoinmunes que solo tienen afectación cutánea, el ejemplo paradigmático sería el vitíligo donde se produce una pérdida de pigmentación de la piel, apareciendo manchas blancas en diferentes zonas el organismo.

 

Enfermedades como el pénfigo y el penfigoide producen por ejemplo ampollas en la piel.

 

En cambio, hay otras enfermedades que pueden afectar a otros órganos además de la piel un ejemplo puede ser el lupus eritematoso. En ella se produce inflamación de la piel con placas rojizas y a veces descamativas.

 

¿Cómo deben abordarse estas lesiones?

El dermatólogo, dependiendo del tipo de enfermedad, aplicará el tratamiento más adecuado a cada entidad. En general, al ser enfermedades en las que nuestras defensas nos están atacando, deberemos intentar reducir o minimizar esa inflamación con fármacos inmunosupresores o inmunomoduladores, como pueden ser los corticoides tanto tópicos como orales, los inhibidores de la calcineurina (tacrolimus y pimecrolimus), el metotrexato, la colchicina o fármacos antimaláricos como la hidroxicloroquina.

 

El curso de las enfermedades autoinmunes en general es crónico, pero varía ampliamente dependiendo de la susceptibilidad individual de cada persona, así hay pacientes que pueden tener síntomas de forma continuada y otros que cursen a brotes, con periodos de remisión de la enfermedad.

Por Dr. Xavier García Navarro
Dermatología

El Dr. Xavier García Navarro es un destacado especialista en Dermatología especializado en enfermedades inflamatorias y autoinmunes de la piel. Con grandes méritos académicos, entre los que destaca su doctorando en tratamiento de psoriasis, es actualmente médico adjunto del Consorci Sanitari del Garraf y adjunto del servicio de Dermatología del Institut Dermatologia Garcés. Además, es también actualmente coordinador clínico de la Inflammatory & Systemic Autoimmune Diseases Multidisciplinary Unit (ISADMU) en el Centro Médico Teknon, orientada al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades inflamatorias y autoinmunes sistémicas.

Por otra parte, a lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante actividad investigadora y divulgativa, participando en ponencias, ensayos clínicos y es autor de diversos capítulos sobre la especialidad en revistas nacionales e internacionales. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..