¿A quién va dirigida la técnica de la preservación de la fertilidad?

Escrito por: Dr. Carlos Amselem Amselem
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El doctor Amselem es un prestigioso ginecólogo de Barcelona especialista en el Virus del Papiloma Humano, en Fecundación In Vitro, en Cáncer de Mama y Quiste Ovárico. En este artículo trata la preservación de la fertilidad, tanto para hombres como para mujeres y en qué casos se realiza.

 

¿En qué consiste la preservación de la fertilidad?

La preservación de la fertilidad es el conjunto de actuaciones médicas cuyo fin es postergar la capacidad de fertilidad de una persona. Sabemos que la mujer nace con unos 400000 ovocitos que son las células capaces de dar lugar a nueva vida. Hay muchos pero a lo largo de su vida una mujer ovula unas 400 veces, no ovula más, o sea una mujer empieza a ovular sobre los 15 años y a los 45, más o menos, deja de ovular, por lo tanto son 30 años y 12 ovulaciones al año y el resto de ovocitos es una sobredotación que ha dado la naturaleza a la mujer para que sea capaz de fertilizar. El problema está en que esas células, esos 400000 ovocitos, están en el nacimiento y son células que van envejeciendo con los años, están paradas, están en standby, y cada año es año que pasa. Cuando tienen que despertar para ponerse en marcha, cada año son un poquito más viejitas, cada año pueden causar más fallos al despertar. Hoy sabemos que ese grado de fertilidad aceptable llega a un máximo de 35 años, a partir de ahí empiezan a fallar cada vez más, de modo que a los 40 años ya fallan mucho y a partir de los 40 años es muy rápido el deterioro, es decir que una mujer debería buscar el embarazo antes de los 35 años, cuanto antes mejor. Entonces el problema está en que eso no siempre es posible por cosas paralelas que hacen que tenga que postergar su maternidad. De este hecho, de saber que el potencial de maternidad de una mujer es limitado, que a partir de los 35 años se va deteriorando o se va perdiendo, surge esta actividad médica que es la preservación de la fertilidad. La mujer en 1 ciclo hace 1 óvulo, cada mes hace su óvulo, y 1 óvulo no nos sirve para este manejo. La preservación de la fertilidad consiste en medicarla, hacer que en vez de 1 óvulo haga muchos, un número ideal está alrededor de los 10, en 1 solo ciclo, esos ovocitos se sacan, se extraen mediante una técnica quirúrgica que consiste en una punción bajo sedación, no es dolorosa, no es molesta y al día siguiente la mujer puede reincorporarse a su trabajo habitual, extraer los ovocitos, limpiarlos, aislarlos, montarlos y vitrificarlos, antes se congelaban, ahora el proceso se ha mejorado y se ha conseguido que sea más eficiente. Esos óvulos vitrificados se conservan y no tienen límite, o sea pueden guardar-se hasta que se quiera, no hay límite técnico. Cuando la mujer decide que quiere embarazarse puede utilizar esos ovocitos vitrificados que son los de la edad en que se vitrificaron, si se vitrificaron a los 30 años está usando óvulos muy jóvenes, de 30 años aunque ella tenga 40, el nivel de éxito va a ser bueno. Si lo retrasó mucho y se buscó la vitrificación a los 37 años la técnica es la misma pero el éxito no va a ser el mismo porque el óvulo es de 37 años. La técnica de vitrificación guarda lo que hay con lo cual lo ideal es que la mujer que decida vitrificar ovocitos, preservar su fertilidad, cuanto antes lo haga mejor. Si lo ha hecho demasiado pronto, a los 30 años y resulta que se quiere quedar embarazada a los 35 años y tiene pareja, no necesitará usar esos ovocitos, puede hacer una relación normal y puede tener un embarazo suyo, pero si no es así puede usa ovocitos de 5 años atrás por ejemplo, el nivel de éxito va a ser muy superior. Eso es lo que hace que si la preservación de la fertilidad está bien dirigida, bien programada, el nivel de éxito es muy alto.

El potencial de maternidad de una mujer es limitado. A partir de los 35 años se va deteriorando o se va perdiendo
 

¿Solamente es posible en el caso de las mujeres?

No, la preservación de la fertilidad también es posible en el caso de los varones. De hecho es mucho más anterior el uso de preservación de fertilidad en varones que en mujeres y con un mayor grado de eficacia y resultados.

 

¿En qué casos se recomienda?

La preservación de la fertilidad en varones tiene básicamente 2 indicaciones. Una es la del varón que se ha hecho una vasectomía y quiere conservar la posibilidad teórica de mantener sus espermatozoides para un posterior uso, y la segunda en caso de una enfermedad que pueda afectar las gónadas, radioterapias, quimioterapias, etc… En la mujer se creó la preservación de la fertilidad por problemas oncológicos, mujeres que iban a someterse a un proceso oncológico, de mama, de colon, de lo que fuera, y se intentaba preservar esa capacidad de fertilidad para un posterior uso. Hoy en día esa indicación sigue existiendo pero la que está emergiendo y empezando a ser prioritaria es la causa social, la mujer que quiere voluntariamente postergar su maternidad por motivos laborales, motivos sociales, no por enfermedad sino simplemente que no es el momento de quedarse embarazada. Esta es la causa fundamental hoy en día de preservación de la fertilidad en la mujer.

 

Preservación de la fertilidad en pacientes con cáncer

La preservación de la fertilidad en mujeres con cáncer, oncológicas, fue la indicación primordial de esta técnica porque cada vez, desgraciadamente, estamos viendo mujeres más jóvenes afectas de cáncer. Afortunadamente son mujeres que con tratamientos adecuados pueden quedar libres de la enfermedad a una edad en la que todavía podrían ser madres. Para un tratamiento de este tipo es necesario saber que la enfermedad se va a curar o tiene posibilidades de curar, que los oncólogos nos den permiso para utilizar los tratamientos hormonales que no van a alterar el proceso de la oncología y que la mujer sobretodo acepta los pros y los contras de esta técnica.

Por Dr. Carlos Amselem Amselem
Ginecología y Obstetricia

El Dr. Amselem es un reputado especialista en Ginecología y Obstetricia. Cuenta con más de 30 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad, sobre todo en todos aquellos tratamientos y enfermedades relacionados con reproducción humana. A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante tarea de investigación y divulgación, siendo ponente asiduo en congresos de la especialidad. Su labor le ha hecho merecedor de diferentes premios en el ámbito científico. Fue secretario de la SEGE (Sociedad Española de Ginecología Endoscópica) que se fusionó con la Sección de Endoscopia de la SEGO. Actualmente es el director médico del Centro Ginecológico Gine-3. 
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.