8 mitos sobre la educación de nuestros hijos

Escrito por: Alicia Garrido Guillén
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

 

1. "Un niño exitoso es aquel que está por encima de la media"

 

A veces, como padres, nos obsesionamos con la idea de tener hijos exitosos o niños geniales, sumergiéndonos en una competición continua que además de generar estrés a padres e hijos, también puede afectar a nuestra salud y a la de nuestros niños. Solemos confundir el éxito con la felicidad. La felicidad es libre de expectativas y condiciones. Se limita a estar presente y conectado, disfrutando de cada persona y momento tal y como son.

 

2. "Creer que ocuparlos con actividades es cumplir con su educación"

 

Puede convertirse en un pretexto para dejar la instrucción en manos de otros y poner distancia a una buena calidad de comunicación.

 

3. "Gritar o pegar es una forma de demostrar la autoridad"

 

Esta idea es totalmente falsa y equívoca. Utilizar el miedo para controlar al niño crea relaciones disfuncionales. Los límites son sanos cuando se expresan de forma firme pero amable.

 

4. "Ser los mejores amigos de nuestros hijos"

 

Falso. No podemos ser amigos de nuestros hijos porque no podríamos establecer dos aspectos fundamentales en la educación. Poner límites y decir que no. Un comportamiento de igual a igual no es conveniente, pero eso no implica que se deje de ser cercano. Los hijos necesitan un referente que les aporte seguridad y establezca reglas.

 

5. "Evitar comparar a los hermanos entre sí”

 

Debemos valorar a cada uno de nuestros hijos por lo que es y cómo es. Se debe evitar promover a uno a costa de devaluar al otro.

 

El proceso de educación es una etapa muy importante para los niños.

 

6. "Dormir en el cuarto con sus padres les aporta seguridad”

 

Falso. Dejar al niño en el cuarto de los padres crea una pseudoseguridad que hace creer al pequeño que para estar tranquilo debe encontrarse físicamente cerca de sus padres. En un futuro esta conducta puede generar problemas de separación y dificulta el desarrollo personal de forma autónoma.

 

7. "Debemos escondernos para que no llore”

 

Falso. El niño debe poder confiar en lo que le decimos e cierto, aunque a veces no le guste. Despedirnos de él despedirnos le ayuda a crear una sensación de seguridad, puesto que entiende sus padres lo tienen en cuenta.

 

8. "Eliminar los chupetes y otros objetos queridos por el niño de manera repentina”

 

Falso. Estos objetos representan el amor y cuidado de los padres. Tienen un significado inmenso en la vida emocional del niño. Al momento de hacer la transición para que los dejen es conveniente preparar al niño antes de abandonar esos objetos preciados.

 

 

Muchos padres se preguntan si están educando bien a sus hijos, pero lo esencial es no hacerlo mal

 

Estos son solo algunos de los diferentes mitos que existen acerca de la educación de nuestros hijos. Es importante entender que la educación consiste en la acción de guiar o conducir el conocimiento. Se trata, por tanto, de enseñar a temprana edad valores, conocimientos, costumbres y formas de actuar, que permiten a un individuo vivir en sociedad.

 

También resulta conveniente reconocer nuestros errores como padres, ya que de esta manera les haremos ver que no somos perfectos y también nos equivocamos. Indirectamente el mensaje que les damos es “eres digno y mereces mi respeto”, de esta forma querrán ser como nosotros. En cambio un padre alejado emocionalmente de sus hijos difícilmente será un ejemplo al que quieran seguir.

 

Lo más importante es que pese a las diferencias que puedan surgir a la hora de educar a nuestros hijos, no existan contradicciones entre madre y padre. Si eso ocurre solo lograremos confundir al pequeño e incluso que el niño utilice esta contradicción para manipularnos, ya que sabrá qué hacer y qué no con cada uno de sus padres.

 

Por último, no debemos caer en el error de sobreproteger a los menores. Es muy frecuente disculparlos ante los profesores, decirles constantemente qué tienen que hacer les evitamos disgustos, etc. Con esta actitud solo lograremos crecer a niños dependientes y tiránicos a la vez. Tampoco es beneficioso imponer castigos imposibles y desproporcionados, por lo que es mejor ser moderados con el castigo y llevarlo a la práctica.

Por Alicia Garrido Guillén
Psicología

La Sra. Garrido es una reputada especialista en Psicología. Cuenta con más de 20 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, cuenta con un Máster en Psicología Clínica infantojuvenil y otro en Mediación y Resolución de Conflictos, uno de experto en Psicología Clínica de adultos, así como un curso de Terapia Racional Emotiva Conductual. La Sra. Garrido trabaja desde la Orientación Cognitiva Conductual y explica que, cuando una situación nos desborda afectando a muchas áreas de nuestra vida es el momento de pedir ayuda, para trabajar en resolver aquello que nos preocupa y poder reanudar la vida de manera más adaptativa.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante tarea divulgativa, colaborando en RTVM en directo sobre temas de actualidad en Psicología Infantil. En la actualidad ejerce en su propia consulta privada.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.