Síndrome antifosfolípido

Especialidad de Medicina interna

¿Qué es el síndrome antifosfolípido?

El síndrome antifosfolípido, también conocido como síndrome Hughes, es un trastorno autoinmune que puede provocar coágulos de sangre en cualquier parte del cuerpo. Implica la producción de anticuerpos llamados antifosfolípidos, que atacan a las proteínas en el exterior de las células sanguíneas.

Además de causar coágulos sanguíneos, el síndrome antifosfolípido puede provocar complicaciones durante el embarazo.

Pronóstico de la afección

Los síntomas del síndrome antifosfolípido varían mucho de una persona a otra. Para algunas personas, los coágulos sanguíneos serán menores y se limitarán a las arterias periféricas, mientras que estos en otras personas podrían provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Prácticamente cualquier parte del cuerpo puede verse afectada, por lo que la afección puede ser extremadamente impredecible.

El síndrome antifosfolípido catastrófico (SAC) implica la aparición coágulos sanguíneos en múltiples órganos que ocurren en un período de unos pocos días o unas pocas semanas. Esto a menudo puede ser fatal, pero el SAC afecta a menos del 1 % de las personas con síndrome antifosfolípido.

El síndrome antifosfolípido es un trastorno autoinmune.
 

¿Cuáles son los síntomas?

Además de los coágulos sanguíneos, el síndrome antifosfolípido puede provocar los siguientes síntomas:

  • Liverdo reticularis, un sarpullido rojo o azul manchado
  • Cansancio extremo
  • Sensación de alfileres y agujas en brazos o piernas
  • Hinchazón y enrojecimientos en las venas de las piernas
  • Problemas durante el embarazo, como abortos espontáneos frecuentes o nacimientos prematuros debido a la hipertensión arterial

¿Cómo se diagnostica?

Inicialmente, el médico llevará a cabo una evaluación médica, preguntando acerca de los síntomas, cualquier coágulo sanguíneo pasado y cualquier aborto espontáneo inexplicable o nacimiento prematuro.

En la mayoría de los casos, el diagnóstico implica la realización de análisis de sangre para detectar los antifosfolípidos. Necesitarás dos análisis de sangre, espaciados por lo menos 12 semanas entre sí para descartar la posibilidad de un desarrollo a corto plazo de antifosfolípidos debido a los medicamentos o a una infección.

¿Qué causa el síndrome antifosfolípido?

La causa del síndrome antifosfolípido es desconocido. Algunas personas con síndrome antifosfolípido tienen un miembro de la familia con la afección, pero la mayoría no la tiene.

El síndrome antifosfolípido ocurre en 1-5 % de la población sana, pero es mucho más común en personas con trastornos autoinmunes como:

También puedes contraer anticuerpos antifosfolípidos si has tenido una infección, enfermedad de las células falciformes o linfoma maligno.

El grupo más común de personas afectadas son las mujeres en edad fértil.

¿Cómo se trata?

El síndrome antifosfolípido generalmente se trata con medicamentos para diluir la sangre y reducir las probabilidades de coágulos sanguíneos. En el pasado, la warfarina era el único medicamento anticoagulante disponible, pero una nueva clase de medicamentos conocidos como DOAC están disponibles los últimos años, así que el médico analizará los beneficios y desventajas de cada opción. Es posible que también te receten un medicamento antiplaquetario como la aspirina.

Por lo general, estos medicamentos tendrán que tomarse diariamente para el resto de la vida. Durante el embarazo podrías necesitar adicionalmente tomar heparina.

Finalmente, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir la presión arterial y, por lo tanto, las probabilidades de coágulos sanguíneos, tales como:

  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener un peso saludable
  • Llevar una dieta sana y equilibrada
  • Dejar de fumar
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.