¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día Mundial para la Concienciación de la Epilepsia: desmontando mitos

Escrito por el marzo 26, 2019 en Días Mundiales, Top Doctors | 0 comentarios

El desconocimiento sobre la epilepsia ha hecho que duramente mucho tiempo la sociedad haya rechazado a los enfermos de epilepsia de forma muy injusta. Se les ha tratado como personas con trastornos de personalidad, cuando es una enfermedad directamente relacionada con lesiones orgánicas.

Desde Top Doctors queremos celebrar el Día Mundial para la Concienciación de la Epilepsia poniendo sobre la mesa algunos mitos que envuelven a esta patología y hacerlos desaparecer con información médica, de la mano del Dr. Yusta Izquierdo, neurólogo experto en el tratamiento de Esclerosis Múltiple, Cefaleas y Epilepsia.

 

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay unos 50 millones de personas que padecen la epilepsia. Esta patología incluye un conjunto de trastornos neurológicos caracterizados por la presentación de crisis convulsivas. La OMS apunta que “un único ataque no es una señal de epilepsia –de hecho, más del 10% de la población de todo el mundo presentará un ataque a lo largo de su vida–; así, la epilepsia se define como dos o más crisis no provocadas”.

 

Causas de la epilepsia

Uno de los mitos sobre esta patología es que a epilepsia es contagiosa. En ningún caso la epilepsia puede contagiarse. De hecho, el tipo más frecuente de epilepsia es la epilepsia idiopática, es decir, la que no tiene una causa identificable. Se estima que afecta a 6 de cada 10 personas con la enfermedad.

Por otro lado, está la epilepsia con causas conocidas, denominada epilepsia secundaria o sintomática. Sus causas pueden ser:

  • Daño cerebral por lesiones prenatales o perinatales (por ejemplo, asfixia o traumatismos durante el parto, bajo peso al nacer)
  • Malformaciones congénitas o alteraciones genéticas con malformaciones cerebrales asociadas
  • Traumatismos craneoencefálicos graves
  • Accidentes cerebrovasculares que limitan la llegada del oxígeno al cerebro
  • Infecciones cerebrales como las meningitis y encefalitis o la neurocisticercosis
  • Algunos síndromes genéticos
  • Tumores cerebrales

 

Cómo actuar si una persona sufre una crisis epiléptica

Dr. Yusta Izquierdo, especialista en Neurología, nos explica que si el paciente pierde la conciencia y se cae al suelo, “lo primero que hay que hacer es evitar que se dañe durante las convulsiones. Para ello, retiraremos los objetos pesados o muebles con los que se pueda golpear.”

Algo que hay que tener muy claro es que cuando una persona epiléptica sufre una crisis y una vez que ha perdido la conciencia, no se debe meter nada en la boca, ya que puede ser peligroso forzar la apertura de la boca y puede originar luxaciones en la mandíbula y rotura de piezas dentales. Es uno de los mitos sobre la epilepsia que hay que desterrar.

Una vez que se ha pasado la crisis “colocaremos al paciente acostado sobre uno de los lados, para evitar que la lengua pueda tapar las vías aéreas. Una vez que el paciente a recuperado la concienciase le deberá de tranquilizar y si es la primera vez que le ocurre, deberá de ir a un Servicio de Urgencias Hospitalario. Además, si es un epiléptico ya conocido deberá de visitar a su neurólogo”, apunta el Dr. Yusta.

 

Avances en el tratamiento de la epilepsia

Para tratar las crisis epilépticas y la epilepsia, primeramente se debe diagnosticar la causa que la produce y tratarla si es posible. El Dr. Yuste nos explica que “en la actualidad existen fármacos antiepilépticos que se pueden tomar una o dos veces al día y que, con un solo fármaco controlan las crisis en cerca del 60% de los epilépticos. Hasta un 30% se controlan con dos antiepilépticos, el añadir un tercero solo controlarán las crisis un 5% más.”

Existe un 10% de los pacientes que es posible que a pesar de las diversas combinaciones de estos antiepilépticos no se llegará controlar sus crisis. En estos casos “a estos enfermos se le denominan refractarios y pasan a ser sometidos a un protocolo para cirugía de la epilepsia”, expone el Dr. Yusta y finaliza que “el tipo de cirugía dependerá del tipo de crisis, del número de focos y de donde estén localizados.”

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *