Tratamiento quirúrgico del Cáncer Colorrectal

Escrito por: Dr. Ramón Díaz Conradi
Publicado: | Actualizado: 03/02/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

Una vez establecido por su cirujano general que la intervención quirúrgica es la única vía de tratamiento para el cáncer colorrectal, en la actualidad la Cirugía Laparoscópica es el abordaje más elegido, ya que obtiene mejores resultados postoperatorios de recuperación del paciente.

En ocasiones la cirugía laparoscópica no se puede realizar y hay que tratar al paciente con las incisiones en pared abdominal habituales de la operación convencional. Hay que insistir en que la operación es la misma por laparoscópica que por vía abierta y consiste en extirpar la zona afectada y realizar una limpieza ganglionar completa, para poder aplicar si es necesario un tratamiento después de la intervención.

 

Cirugía de Colon por laparoscopia

dibujo colon y rectoMediante pequeñas incisiones en la piel, el Cirujano puede practicar numerosas intervenciones sobre el colon. En función del tipo de intervención realizada, el paciente puede ser dado de alta a los pocos días, reincorporándose a su vida habitual en un periodo más corto que si hubiera sido intervenido por vía abierta.

En la mayoría de las operaciones del Colon por laparoscopia, el cirujano general opera a través de pequeñas incisiones de 5 a 12 milímetros y observando las imágenes del interior del abdomen mediante una cámara de TV que se ve en un monitor. En algunos casos, una de las pequeñas incisiones requiere ser ampliada para poder extraer el colon y terminar la intervención.

 

Ventajas de la laparoscopia en la cirugía de colon

Los resultados de la cirugía de colon por laparoscopia varían según el tipo de operación y el estado general del paciente, pero las principales ventajas son:

  • Menor dolor postoperatorio.
  • Menor estancia hospitalaria.
  • Rápida tolerancia a los alimentos.
  • Rápida recuperación del funcionamiento intestinal.
  • Rápida incorporación a la actividad diaria normal.
  • Mejores resultados estéticos.

Pese a que la cirugía de colon por laparoscopia presenta muchas ventajas, puede no ser apropiada para algunos enfermos, así que debe consultarse siempre con un cirujano general para averiguar la técnica más apropiada: existen determinadas enfermedades cardiacas, respiratorias y neurológicas que contraindican la cirugía laparoscópica.

 

Preparación para la cirugía laparoscópica de colon

Tras conocer los riesgos y beneficios de la intervención, el paciente firmará el consentimiento informado, pudiendo en ocasiones ser necesaria una transfusión de sangre para llegar a la operación en las mejores condiciones.

El paciente deberá realizar una higiene personal intensa el día antes de la intervención, basada en realizar dos duchas ese día. El Colon y el Recto deben estar vacíos de heces, para lo que se indicará tomar unas soluciones liquidas que vacían y limpian el Colon. Si no fuera posible completar la preparación, el paciente deberá comunicarlo por si fuera necesario retrasar la intervención.

Doce horas antes de la operación, debe estar en ayuno completo, tomando sólo los medicamentos que se le indique con una pequeña cantidad de agua si fuera necesario. Se deberá dejar de tomar aquellos medicamentos que alteran la coagulación de la sangre cinco días antes de la intervención.

 

Procedimiento de la cirugía de Colon por Vía laparoscópica

El término cirugía laparoscópica hace referencia a la forma en que el cirujano general y de aparato digestivo accede a la cavidad abdominal. En esta técnica se insufla el abdomen con gas CO2 para poder introducir dentro del abdomen una pequeña cámara de TV y los instrumentos necesarios para extirpar o reparar la parte del colon afectada.

 

Postoperatorio y recuperación de la cirugía de colon

En función del estado del paciente y del tipo de operación, éste pasará a una unidad de vigilancia o bien intensiva o bien media antes de pasar a planta.

Puede que deba llevar una sonda por la nariz hasta que recupere los movimientos intestinales, los cuales suelen aparecer entre las primeras 24 o 48 horas después de la laparoscopia. En ese momento se iniciará la toma de líquidos seguida de sólidos los días sucesivos.

Cuando el paciente pueda andar de forma normal se le enviará a su domicilio. Si la operación ha sido por laparoscopia, podrá iniciar vida normal a excepción de ejercicio físico en 4 a 10 días. Finalmente, deberá acudir a consulta para retirar los puntos en 10 días y la segunda revisión se dará al cabo de 15 días informando de las sucesivas revisiones.

Por Dr. Ramón Díaz Conradi
Cirugía general

El Dr. Díaz Conradi ha realizado desde 1990 más de 3.200 intervenciones en Cirugía Laparoscópica, abarcando todo tipo de patología digestiva (Hígado, vesícula biliar, vía biliar, páncreas, esófago, estómago, intestino delgado, colon y recto), bazo, obesidad mórbida (bandas y by-Pass), cirugía suprarrenal así como cirugía de urgencias (traumatismos abdominales, apendicitis agudas, colecistitis, obstrucción intestinal, perforaciones de vísceras huecas y patología anexial urgente). Además, es conferenciante habitual y profesor en la Universidad San Pablo CEU.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.