Tabaco y feminidad

Escrito por: Mariela Astudillo Ramírez
Publicado:
Editado por: Albert González

 

¿Se puede feminizar la voz de una mujer transgénero fumadora?

Lo primero que hay que tomar en cuenta, es la agresión continua del tabaco sobre las cuerdas vocales y el aparato respiratorio en general. No sólo hablamos de una agresión química debida al alquitrán u otros elementos nocivos, sino que también hay que tomar en cuenta la agresión térmica repetitiva que sufren las cuerdas vocales y la zona de la laringe.

 

En efecto, frente a estas múltiples agresiones, las cuerdas vocales van a protegerse de dos maneras: a través de una hipersecreción de la mucosa de las cuerdas vocales y de la zona agredida, y creando lo que se llama un edema (la cuerda vocal se hincha de líquido) cuya misión será proteger la propia cuerda vocal.

 

Si hablamos de la hipersecreción, debemos pensar en todos los fumadores que conocemos y que tienen una necesidad constante de limpiarse la garganta a través del carraspeo, de la tos incluso, y a veces, del escupitajo. Debido a esta agresión constante, sobre todo a nivel térmico, la cuerda vocal y la zona de la laringe van a reaccionar con esta hipersecrecion para protegerse sobre todo del calor.

 

En cuanto al edema, en algunos casos, sobre todo en caso de mujeres, hablamos del edema de Reinke, el cual consiste en un engrosamiento de la cuerda vocal (más específicamente, del Espacio de Reinke). Este engrosamiento va a hacer la cuerda más gruesa, impidiendo así que la rapidez de vibración habitual sea óptima por lo que habitualmente la voz presenta unas tonalidades más graves y una calidad vocal más ronca. A la cuerda vocal le cuesta vibrar sobre todo cuando se le solicita para los tonos agudos, casos en los que habitualmente la cuerda vocal vibra más rápido.

 

La agresión continua del tabaco nos deja la voz ronca.

 

Como consecuencias de esta agresión continua del tabaco nos encontramos frente a una voz ronca, poco clara o sucia, monótona, con un agravamiento a nivel de la frecuencia fundamental, una ronquera, y por supuesto en caso de voces femeninas, una reducción de la feminidad hablada.

 

Ahora bien, se puede llegar a feminizar la voz de una mujer fumadora dependiendo de los casos. Efectivamente, el tabaco no afecta por igual a todo el mundo. Hay personas que después de 2 años fumando tienen un agravamiento vocal importante, y otras que después de 30 años la voz no les ha cambiado mucho. Por ello, como siempre aconsejamos en primer lugar, antes de optar por una feminización de la voz, es necesario recurrir a un otorrino para cerciorarse de que la laringe esté en buen estado a pesar de las condiciones de agresión constante del tabaco. Es importante el diagnóstico del otorrino para estar seguros de que no haya ningún tipo de trastorno, lesión o patología bucal.

 

A lo largo de mis 15 años como logopeda especialista en la voz, he trabajado con pacientes transgénero y cisgénero fumadoras que nunca han dejado de fumar y se han conseguido resultados muy buenos con el entrenamiento de feminización de la voz. En otros casos, y son los más habituales, la paciente ha dejado de fumar después de 2 o 3 sesiones al ver el potencial vocal del que disponía para feminizar su voz.

 

Por supuesto, como especialista de la voz, lo primero que siempre voy a recomendar a mis pacientes es que dejen de fumar, ya no sólo por el efecto que tendrá en la voz, sino como por el efecto que tiene en general sobre la salud.

 

Otro punto importante de mencionar es que, incluso si hoy llegamos a feminizar el discurso de una paciente fumadora, esto no le garantiza que su voz no vaya a continuar degradándose a lo largo de los años hasta perder la totalidad de su feminidad e incluso, a veces, hasta la extinción total de la voz.

 

En definitiva, cada paciente reacciona de forma diferente frente a la agresión del tabaco, pero la mejor opción por supuesto es dejar de fumar. En el caso contrario, se aconseja visitar un otorrino antes de acudir al logopeda. En el caso de emprender un entrenamiento vocal de feminización de la voz, si se es fumadora, es importante saber que los resultados dependerán de cada paciente por lo que no se pueden garantizar de antemano.

Por Mariela Astudillo Ramírez
Logopedia

Mariela Astudillo Ramírez es una reputada logopeda en Málaga con más de una década de experiencia. Es nacida en Bélgica, de padre chileno y criada en Andalucía. Lleva más de 15 años trabajando en feminización de la voz tras presentar en el año 2006 su tesis titulada "La feminización de la voz de la mujer transexual". A través de ésta, presentó su metodología conocida hoy como Método Astudillo, un método que fue reconocido como eficaz para feminizar la voz de mujeres transgénero, únicamente con una intervención logopédica sin necesidad de cirugía.

En la actualidad, Mariela Astudillo trabaja con mujeres transgénero de todas las edades y de gran parte del mundo, trabajando en francés, inglés, español e italiano. Gracias a su metodología, que se ha ido perfeccionando año tras año, Mariela Astudillo consigue resultados satisfactorios tras 10 sesiones de media hora repartidas en 10 semanas. Trabaja esencialmente por Skype, lo que le permite llegar a todas las partes del mundo gracias a la videoconferencia. La primera sesión es gratuita, solicítela por WhatsApp al 625144647.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..