¿Qué zonas del cerebro se pueden ver afectadas por el TDAH?

Escrito por: Dra. María Eugenia Russi Delfraro
Publicado: | Actualizado: 24/01/2019
Editado por: Carlota Rincón Muñoz

Los síntomas del TDAH son debidos a un desajuste químico y estructural en zonas muy concretas del cerebro (lóbulos frontales y sus conexiones más cercanas con los ganglios de la base, el cerebelo y el cíngulo), por lo que el resto de áreas cerebrales y las funciones cognitivas funcionan correctamente.

El lóbulo frontal es el encargado del autocontrol, es la zona del cerebro que nos permite planificar y organizar una acción, iniciarla (y mantenernos en el esfuerzo), controlar si lo estamos haciendo bien y rectificar cuando no es así, evitando las distracciones por estímulos irrelevantes, para así acabar la acción. Nos permite además ser flexibles y adaptarnos cuando las circunstancias cambian.

Todo esto se engloba dentro de las funciones ejecutivas. Algunas de ellas son:

  • Capacidad para secuenciar acciones y resolver problemas
  • Habilidad para pensar en diversas soluciones a un problema
  • Habilidad de mantener la información activa en el cerebro
  • Capacidad de inhibir conductas en determinadas situaciones
  • Capacidad de focalizar la atención, dividirla y mantenerla
  • Capacidad para monitorizar la conducta
  • Habilidad para continuar una tarea sin importar las adversidades
El primer paso para ayudar a un paciente con TDAH es diagnosticar el problema de forma correcta lo antes posible

 

Los ganglios de la base por su parte, se encargan de “filtrar y coordinar la información que llega de otras zonas del cerebro”, y son imprescindibles para el control de los impulsos. Mientras que el cíngulo tiene un sector implicado en la regulación de la atención y en la eliminación de las distracciones, y otro sector que regula el humor (este es el motivo por el cual muchos niños con TDAH tienen muchas dificultades en la regulación afectiva, el manejo de las emociones y de las frustraciones).

En niños con TDAH los circuitos y grupos de neuronas del lóbulo frontal, los ganglios de la base y el cíngulo son más pequeños, menos activos y tienen menores niveles de dopamina y noradrenalina.

 

¿Cómo ayudar a nuestros niños y adolescentes con TDAH?

Como norma general el primer paso para ayudar a una persona a superar una dificultad, es tener muy claro dónde está el problema, crear una estrategia y actuar en consecuencia. Con el TDAH pasa un poco lo mismo. El primer paso para ayudar a un niño o un adolescente con TDAH es diagnosticarlo de forma correcta y lo antes posible, y a partir de aquí crear un “plan terapéutico” que le permita avanzar, ser feliz y desarrollar al máximo su potencial.

Para pacientes con TDAH, el primer paso para ayudarles es diagnosticar el problema de forma correcta lo antes posible y crear un plan de terapia que le permita avanzar, ser feliz y desarrollar su potencial.

Es muy importante que tanto el paciente como su familia y las personas que le rodean tengan información sobre el trastorno; puesto que tienen que entender que el niño no es maleducado, vago o problemático, sino que tiene problemas para comportarse como el resto. Por este motivo, el trabajo coordinado entre padres, profesores y el equipo de psicología, pedagogía y el resto de los especialistas es fundamental en la evolución del niño o adolescentes con TDAH.

Por Dra. María Eugenia Russi Delfraro
Neurología infantil

La Dra. Russi Delfraro es una reconocida especialista en el campo de la Neuropediatría; con una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento del TDAH, los trastornos del aprendizaje (como la dislexia, la discalculia, la disgrafía, el trastorno del desarrollo de la coordinación, etc.), la neurología cognitiva y los diferentes trastornos del neurodesarrollo como el trastorno del espectro autista (TEA) o la discapacidad intelectual (DI).

En su exhaustiva formación destacan numerosos cursos y titulaciones de postgrado adquiridas; entre las cuales se encuentra el Máster de Neurología Infantil otorgado por la Universidad de Barcelona (UB). Dedicando buena parte de su tiempo a la formación y actualización especialmente en el campo de la Psicofarmacología y el TDAH, ha realizado numerosos cursos de renombre internacional; como el "Curso de Psicofarmacologia en Niños y Adolescentes" del Hospital General de Massachusetts, dependiente de la Universidad de Harvard.

A lo largo de su trayectoria profesional ha combinado su actividad médica en centros hospitalarios de prestigio, con la actividad docente; impartiendo charlas en cursos y másters de Neurología-Neuropsicología infantil. Por otra parte, la Dra. Russi ha publicado numerosos artículos científicos y capítulos de libros sobre diferentes temas de Neurología infantil.  

También es miembro de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENEP), donde forma parte del grupo de trabajo de TDAH de dicha sociedad. Y pertenece además, al grupo de trabajo de "Trastornos del Aprendizaje Escolar", de la Sociedad Catalana de Pediatría. 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.