¿Qué es la enfermedad por reflujo gastroesofágico?

Escrito por: Dr. Ignacio Javier Calleja Kempin
Publicado: | Actualizado: 19/07/2018
Editado por: Top Doctors®

El reflujo gastroesofágico es la enfermedad de esófago benigna más frecuente (y una de las más frecuentes en el mundo) que se caracteriza por “quemazón” epigástrico y retroesternal, es decir, ardor.

 

Causas del reflujo gastroesofágico

Se produce cuando el jugo gástrico ácido asciende al esófago y la causa es un mal funcionamiento del esfínter (válvula que hay entre el esófago y el estómago).

 

Tratamiento del reflujo gastroesofágico

Desde el punto de vista sintomático, en las últimas décadas se ha venido tratando satisfactoriamente mediante antisecretores gástricos (inhibidores de la bomba de protones). Sin embargo, hay un grupo de pacientes que no responden suficientemente al tratamiento médico intensivo y tiene que ser tratado quirúrgicamente.

dibujo esofago

¿Cómo hay que estudiar el reflujo gastroesofágico antes de la cirugía?

La cirugía ha demostrado ser un tratamiento eficaz, pero para ello tiene que demostrarse que la sintomatología se debe a reflujo gastroesofágico. Para ello tienen que realizarse una serie de pruebas que así lo demuestren.

Las pruebas funcionales son de capital importancia para medir la frecuencia, cantidad y duración de los episodios de reflujo (Peachimetría de 24 horas y manometría esofágica).

Es también muy importante visualizar la mucosa esófagogástrica endoscópicamente para evidenciar posibles complicaciones del reflujo y también la competencia del cardias (esfínter esofágico inferior).

 

Cirugía para el tratamiento del reflujo gastroesofágico

El tratamiento quirúrgico lo realiza actualmente el Cirujano General por laparoscopia, en la cual “no se pone ni se quita nada”, pero sí se modifica.

Esta modificación se realiza haciendo disección del hiato esofágico para descender el esófago a la cavidad abdominal, liberar el fundus gástrico, cerrar los pilares del hiato diafragmático, y finalmente realizar una plicatutura con el fundus gástrico alrededor del esófago (“funduplicatura”), es decir, realizar una nueva válvula.

La recuperación después de la intervención es rápida si se realiza correctamente, es decir, si la funduplicatura no se realiza con tensión, y si no existen complicaciones (hematoma, absceso, etc.).

Una revisión sistemática realizada en 2005 concluyó que la cirugía anti-reflujo (funduplicatura) fue muy efectiva en el 90% de los casos a más de 5 años, quedando un 5% como parcialmente efectiva y otro 5% con resultados pobres por diferentes razones (*).

 

(*) Ip S, Bonis P, Tatsioni A, et a. Comparative Effectiveness of Management Strategies for Gastroesophageal Reflux Disease. Evidence Report/Technology Assessment No. 1. (Prepared by Tufts-New England Medical Center. Evidence-based Practice Center under Contract No. 290-02-0022.) Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. December 2005. www.effectivehealthcare.ahrq.gov/reports/final.cfm (Accessed on December 18, 2007).

Por Dr. Ignacio Javier Calleja Kempin
Cirugía general

El doctor Ignacio Javier Calleja Kempin es un destacado especialista en cirugía general. Es particularmente experto en cirugía laparoscópica avanzada, cirugía hepatoblio-pancreática, cirugía esófago-gástrica laparoscópica y obesidad mórbida. Actualmente, dispone de una consulta en el Hospital San Francisco de Asis y ha sido Jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Grupo Quirón.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.