Qué debe saber antes de dejar de fumar

Escrito por: Dra. María Loreto Alemany Francés
Publicado:
Editado por: Albert González

Dejar de fumar requiere un proceso para volver atrás en el camino que su consumo ha hecho recorrer. Si usted es fumador y desea dejar de fumar lo primero debe recordar es:

  • Fumar no relaja, sino que alivia los síntomas que le produce el síndrome de dependencia a la nicotina.
  • Dejar de fumar es posible. Miles de personas lo dejan cada día sin ayuda y usted también lo logrará con ayuda, si desea intentarlo. Con ayuda, el 90% de los fumadores se mantienen sin fumar pasado el primer mes y más del 30% de las personas que inician un plan de abandono del tabaco supervisado por un experto dejan de fumar para siempre.
  • Las personas que más veces intentan dejar de fumar son las que lo consiguen. No se torture si no deja de fumar a la primera. La experiencia acumulada en los intentos previos es importante. Siga intentándolo. La próxima vez lo conseguirá.
  • Si ya está sin fumar, ¡cuidado! Intente no fumar ni un solo cigarrillo. Una recaída puntual tras un período de tiempo sin fumar multiplica el riesgo de fracaso del plan de abandono del tabaco. ¡No recaiga ni una sola vez!
  • Si ya está sin fumar pero se encuentra en una situación difícil y desea fumar irremediablemente (”craving”), por favor deténgase antes de fumar. Cuente lentamente hasta 10, respire hondo, repase mentalmente las razones que le llevaron a intentar el abandono del tabaco y el esfuerzo invertido hasta ese momento. Hay fármacos de acción inmediata que puede tomar muchas veces al día para controlar el “mono”. Utilícelos.

 

Consejos prácticos durante el proceso de abandono del tabaco

Si usted se plantea seriamente dejar de fumar en un breve plazo de tiempo, siga estos consejos:

  • En el plazo máximo de un mes, fije un día para dejar de fumar, el día D. Considere ese día como inaplazable y no lo cambie bajo ninguna circunstancia. Evite fijar esta fecha en una época de especial tensión o estrés.
  • Fumar es por encima de todo un acto condicionado que usted asocia a múltiples circunstancias vitales (a las relaciones sociales, a situaciones placenteras, a situaciones estresantes, etc.). Identifique las situaciones de riesgo, aquellas que usted suele asociar al consumo y comience a evitarlas si le es posible. Por ejemplo, si usted fuma tras levantarse cuando se toma un café, deje ese café y sustitúyalo por un zumo. Revise las situaciones de riesgo a lo largo del día e idee alternativas que “distraigan” el consumo.
  • Pida a sus personas próximas que no fumen en su presencia y no le ofrezcan cigarrillos.
  • Si puede, busque ayuda en su médico de cabecera, un neumólogo o una unidad especializada en deshabituación tabáquica. Le darán apoyo psicológico durante el proceso de abandono y la propondrán un tratamiento farmacológico ajustado a sus necesidades y a su nivel de consumo.

 

Cuando deje de fumar, su salud mejorará rápidamente y también a largo plazo.

 

Beneficios tras el abandono del tabaco

Cuando deje de fumar, su salud mejorará rápidamente y también a largo plazo.

  • En tan sólo unos días respirará mejor, será capaz de oler y saborear mejor los alimentos y su aspecto físico habrá cambiado: transmitirá sensación de limpieza, tanto usted como su ropa, y dejará de oler a cenicero.
  • A los pocos meses tras el abandono se reducirá a la mitad el riesgo de complicaciones cardiovasculares.
  • En pocos años se reducirá notablemente el riesgo de padecer cánceres de todo tipo, en especial de pulmón, laringe, esófago y vejiga.

 

Unidades especializadas en deshabituación tabáquica: Tratamiento del tabaquismo

En cuanto al tratamiento farmacológico existen medicamentos que alivian los síntomas de la abstinencia. Principalmente se emplean dos:

  • Todos los tratamientos sustitutivos con nicotina (TSN): comprimidos, chicles, sprays, parches (con diferentes dosis y formas de presentación).
  • Fármacos que actúan bloqueando los circuitos cerebrales de recompensa (fármacos que bloquean los receptores cerebrales de la nicotina). Fundamentalmente se emplean dos, bupropión y, sobre todo, vareniclina.

 

Contenido de la consulta de deshabituación tabáquica:

  • El médico especialista hará una valoración clínica minuciosa de su historia tabáquica y una historia clínica general. Es necesario conocer su historial médico para diseñar el mejor tratamiento antitabáquico sin que ambos interfieran.
  • Realizará varios test específicos (de dependencia, de ansiedad, etc.) para valorar su hábito tabáquico y la repercusión psíquica que éste le produce.
  • Le practicarán una cooximetría, es decir, determinarán sus niveles de CO en aire espirado. Esta medición objetiva su exposición en tiempo presente al humo del tabaco y la cuantifica.
  • Le propondrán un tratamiento específico combinado adaptado a sus necesidades, siempre teniendo en cuenta su historial médico. Este tratamiento incluirá:
    • Un conjunto de consejos generales y también mecanismos de actuación en caso de que aparezca necesidad perentoria de fumar.
    • Un tratamiento farmacológico adaptado a sus necesidades, incluyendo un tratamiento crónico de soporte y también un tratamiento “de rescate” para las situaciones de riesgo de recaída.
  • Tras la valoración inicial, le ofrecerá un seguimiento, que será estrecho los primeros días o semanas y se irá haciendo menos estricto según vaya superándose el síndrome de abstinencia nicotínica y usted vaya sintiéndose más seguro. En condiciones ideales este seguimiento se mantendrá durante un año. A lo largo del mismo, su médico le irá recordando y reforzando las normas de desacondicionamiento, atenderá y tratará los problemas que vayan surgiendo (ansiedad, insomnio, estreñimiento, etc.), irá modificando el tratamiento antitabáquico según sea necesario y le ayudará en caso de recaída.

Por Dra. María Loreto Alemany Francés
Neumología

La Dra. Alemany cuenta con más de 25 años de experiencia profesional como neumóloga, desarrollando su actividad en los distintos campos de la especialidad. Ejerce como facultativo titular del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Morales Meseguer de Murcia, donde es responsable del Área de Técnicas Neumológicas Intervencionistas. Cuenta con la certificación de "Experto" en Tabaquismo (SEDET) y en Bronquiectasias. Ha sido pionera en el manejo de pacientes con hipertensión pulmonar en la CCAA de Murcia y forma parte del Comité de Enfermedades Autoinmunes y del Comité de Cáncer de Pulmón de su hospital. Asimismo, tiene amplia experiencia dentro de la neumología privada desde hace 10 años.

A lo largo de su trayectoria profesional ha combinado su actividad asistencial con otras facetas. Tras su especialización realizó la Tesis Doctoral y obtuvo el grado de Doctora en Medicina. Es profesora colaboradora de la Facultad de Medicina de Murcia y docente clínica de médicos internos residentes (MIR).

Ha presidido la Sociedad Murciana de Neumología (SOMUPAR), colabora con la SEPAR (Sociedad Española de Patología del Aparato Respiratorio) y ha sido miembro de la Comisión Nacional de Neumología del Ministerio de Sanidad. Fruto de su actividad investigadora ha colaborado en ensayos clínicos, cuenta con más de cien comunicaciones a congresos y ha publicado numerosos trabajos en revistas especializadas. Además, ha sido ponente en gran número de cursos, charlas y conferencias dentro del campo de la Neumología.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..