Tratamiento y beneficios de dejar de fumar

Escrito por: Dr. Javier Galiana Perucho
Publicado: | Actualizado: 21/07/2018
Editado por: Top Doctors®

¿En qué consiste un tratamiento para dejar de fumar?

El tratamiento para dejar de fumar es limitado pues se disponen de pocos productos pero estos son muy eficaces. Tenemos terapia sustitutiva de nicotina: parches, comprimidos, fármacos antidepresivos tricíclicos,... Todos tienen una actuación directa sobre la dependencia a la nicotina. El tratamiento lo empezamos con una historia clínica a partir de la cual podemos saber cuáles son los antecedentes y toda la patología aparte del tabaco, y que normalmente está relacionada, como la patología cardiovascular, patología pulmonar etc... Una vez tenemos la historia clínica, incluso con soportes radiológicos, analíticas y electro-cardiograma en los casos más complejos, se establece el tratamiento a seguir. Tratamiento que no será menor de 3 meses y en pocos casos es más de 6 meses. Una vez superamos los primeros días de este tratamiento, vamos ajustando en controles periódicos al paciente la dosis que tiene que ir siguiendo y eficacia de este tratamiento. Indudablemente como soporte hay que aplicar un tratamiento psicológico, muy importante para poder conseguir con toda seguridad que el paciente se convierta en un ex-fumador.

 

 

¿Qué le aconseja a la gente para que el propósito se mantenga en el tiempo?

Inicialmente ante un paciente que acude a la consulta para intentar dejar de fumar, lo primero es que tenga claro que quiere dejar de fumar, es importantísimo porque inicialmente va a suponer un gran esfuerzo tanto para él como para el profesional. La segunda premisa es que acuda a un especialista formado en tabaquismo que se encuentre capacitado para poder conseguir por los distintos mecanismos de tratamiento el éxito. Y tercero que el tratamiento sea espacioso, es decir, no se puede plantear un tratamiento en un mes sino que tiene que ser un tratamiento con distintas visitas periódicas y de no menos de 3 meses hasta un máximo de 6 meses. Por supuesto, después tienen que hacer controles anuales y a partir del primer año se puede empezar a hablar ya de un ex-fumador.

¿Cuáles son las ventajas a corto y a largo plazo de dejar de fumar?

A corto plazo vamos a conseguir ganar libertad quitándonos de encima una obligación o una dependencia que tenemos relacionada con la nicotina que es la responsable de la dependencia al tabaco. A medio plazo ganaremos higiene dental, recuperación del gusto, recuperación del olfato y una considerable mejora en la coloración de nuestro cutis. A medio largo plazo podemos asegurar que tendremos una mejor función respiratoria y cardíaca con lo cual evitaremos patología cardíaca, infartos de miocardio e insuficiencias vasculares y a nivel respiratorio evitaremos la enfermedad pulmonar crónica obstructiva, conocida como EPOC. Y a plazo mucho mayor evitaremos la aparición de tumores a distintos niveles. Está claro que una persona que lleve 10 o 15 años sin fumar tiene los mismos riesgos a cualquier patología de las que he mencionado que una persona que no ha fumado en toda la vida. Y como colofón final decir que podremos conseguir que nuestros últimos años de vida sean lo suficientemente cómodos para poder desarrollar esta última etapa de nuestra vida sin esa adicción tan perniciosa que es el tabaco. 

Dr. Javier Galiana Perucho

Por Dr. Javier Galiana Perucho

Licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia (1978), el Dr. Javier Galiana Perucho es experto en Tabaquismo. Actualmente ejerce como director de la Clínica Galiana, en el Hospital 9 de Octubre de Valencia. Es Miembro de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET).


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.