Mejorar la figura es posible

Escrito por: Dr. Julio Puig
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El estilo de vida que nos obliga a llevar la sociedad, hace que nos quede poco tiempo para cuidarnos como se debería. Se come deprisa y mal, se hace poco ejercicio. En el caso de las mujeres después de los embarazados el cuerpo cambia, se da prioridad al papel de madre olvidándose de sí misma. Todo esto provoca que se vayan acumulando esos kilos de más en forma de depósitos grasos que tanto molestan.

Tenemos pacientes con sobrepeso. No solo es un problema estético, sino un problema de salud. En esos casos recomendamos un plan de adelgazamiento completo. Algunas pacientes pueden necesitar alguna intervención quirúrgica. La cirugía del contorno corporal no es un tratamiento de la obesidad, es una técnica para corregir las deformidades de la silueta.

La liposucción se encarga de eliminar los acúmulos grasos localizados en cartuchera, cintura y abdomen. En el caso de la abdominoplastia lo que buscamos es corregir el descolgamiento abdominal que se produce después de embarazos o pérdidas de peso considerable. En estos casos, tenemos una flacidez abdominal que vamos a solucionar de forma efectiva retensando la musculatura y eliminando el exceso de piel. En el caso del pecho, podemos practicar varias técnicas como el aumento de mamas, que consiste en la colocación de un implante mamario de manera que se consigue el volumen y aspecto deseados.

En la mamoplastia reductiva vamos a buscar la reducción y remodelamiento de los senos. Las mamas muy grandes pueden provocar problemas de tipo físico, como son dolor de espalda o aparición de erosiones en el surco submamario por el roce y el sudor. Con la mastopexia, o elevación mamaria, se pretende realzar y elevar las mamas que por factores como la edad, lactancias o adelgazamientos, han sufrido un descolgamiento.

Los beneficios del tratamiento

Todas estas técnicas ayudan al paciente a mejorar en calidad de vida. La pérdida de peso va acompañada de una mejora de los hábitos saludables y se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El sistema locomotor se ve beneficiado.

En las pacientes a las que se les practica reducción mamaria notaran una evidente mejora en los dolores de espalda. Pero no olvidemos que todos estos cambios van acompañados de beneficios estéticos evidentes. Con lo cual, la seguridad en sí mismo y la autoestima se ven incrementadas.

Consideraciones antes de la intervención

El responsable de la intervención debe ser un cirujano, plástico, estético y reparador. Y las intervenciones deben practicarse siempre en un quirófano dentro del ámbito hospitalario y formando parte de una unidad con registro sanitario. 

Por Dr. Julio Puig
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Julio Puig es un reconocido Cirujano Plástico que cuenta con más de 25 años de experiencia en la profesión, ejerciendo en centros de excelencia médica en España y Estados Unidos. Entre sus muchos logros destaca que fue fundador y director de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Universitario La Fe de Valencia en los años de 1989 a 1991. Es médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora por oposición MIR en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. El doctor ha sido Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica del Pilar de Barcelona durante 15 años y actualmente ejerce como Cirujano Plástico en el Hospital VITHAS-NISA 9 de Octubre de Valencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.