La celiaquía en niños: síntomas y cuidados

Escrito por: Dra. Rosa Lama More
Publicado: | Actualizado: 10/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La especialista en Nutrición y Dietética, Dra. Lama More, es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y está especializada en Pediatría y Puericultura, en Endocrinología y Nutrición. Actualmente, ejerce de nutricionista en D-Médical y es Jefe de la Unidad de Metabolismo y Nutrición Infantil del Hospital infantil 'La Paz'.

 

¿Qué cuidados se deben tener con un bebé en su primera alimentación?

Lo ideal es iniciar la alimentación con leche materna que se debería mantener hasta los seis meses de edad como alimento único. A partir de entonces, debe hacerse la diversificación de la dieta. En ocasiones, se puede incluir otro alimento a partir del quinto mes y nunca antes del cuarto mes. Se aconseja administrar pequeñas cantidades de gluten mientras se mantiene la leche materna y nunca debe iniciar la ingesta de gluten antes del cuarto mes ni después del séptimo mes.

¿Qué síntomas presenta la celiaquía o en qué cambios en el bebé hay que fijarse?

Cuando el niño come alimentos con gluten, la celiaquía se presenta en general con síntomas digestivos: pérdida de apetito, en ocasiones con cambio en las características de las heces (pierden consistencia, se hacen blandas, malolientes y en ocasiones pueden tener brillo); diarrea crónica o intermitente, estreñimiento crónico, dolor abdominal, anemia ferropénica, mala ganancia ponderal o pérdida de peso e  hipocrecimiento, retraso de la pubertad, amenorrea y aumento de transaminasas hepáticas.  Actualmente, la celiaquía suele presentarse con pocos síntomas y por eso el diagnóstico se retrasa en muchas ocasiones. Pero un cambio en el apetito, retraso del peso y talla, cambios en las características de las deposiciones puede hacer sospecha. Algunos niños celíacos tienen cambios de humor, son más irritables o tristes.

¿Cómo se diagnostica?

Es necesario que el niño esté tomando gluten diariamente. Como es una enfermedad inmunológica y hereditaria, el diagnóstico se hace con la determinación de anticuerpos anticélulas intestinales y antigliadina que es una proteína del gluten. El estudio genético se hace determinando los antígenos de histocompatibilidad, que son proteínas codificadas genéticamente. Hay muchas, pero las que son de alto riesgo de tener celiaquía son dos: HLA DQ2 y o DQ8 positivos. En ocasiones, el especialista puede indicar la realización de biopsia intestinal y en este caso, se exige una atrofia vellositaria severa (MARSH III) para el diagnóstico. 

¿Qué alimentos se deben evitar en la alimentación infantil de los celíacos?

Alimentos que contengan harina de trigo, cebada o centeno (pan, cereales, pasta). hay que tener en cuenta que muchos alimentos manufacturados pueden contener gluten.

¿Es necesario que el menor tome algún tipo de vitamina, al estar en proceso de crecimiento?

Tras el diagnóstico es necesario tomar vitaminas y hierro durante un tiempo para reposición de las carencias que hubiera producido la enfermedad. Tras este periodo no suele necesitar más suplementación que un niño de su edad.

Si una madre es celíaca, ¿puede transmitirse genéticamente a sus hijos?

Sí puede, la celiaquía es una enfermedad familiar, si el niño comparte  los haplotipos de riesgo de su madre.

¿Tiene cura? ¿Qué cuidados y chequeos debe seguir una persona celiaca?

La celiaquía se cura tras la retirada del gluten de la dieta. Debe tener cuidado con los alimentos manufacturados que pueden llevar pequeñas cantidades de gluten. La dieta exenta de gluten  debe ser variada y equilibrada cuidando que el aporte calórico sea correcto eligiendo cereales que no lleven gluten (arroz, maíz, soja, mijo, quinua) para sustituir a los cereales que llevan gluten. Los celíacos deben ser controlados de manera rutinaria para asegurar su adhesión a la dieta sin gluten (un alto porcentaje abandonan). Debe ser revisado por su Gastroenterólogo porque tiene riesgo de asociar otras enfermedades autoinmunes.

Por Dra. Rosa Lama More
Nutrición y Dietética

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y  Doctor “cum laude” por la Facultad de Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. La Dra. Rosa Lama More es una doctora especializada en Pediatría y Puericultura, en Endocrinología y Nutrición. Actualmente ejerce de nutricionista en D-Médical y es Ex-Jefe de la Unidad de Metabolismo y Nutrición Infantil del Hospital infantil 'La Paz'.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes