Ictus: ¿cómo prevenirlo y detectarlo?

Escrito por: Dra. Maria Teresa García López
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

El ictus, comúnmente conocido como infarto cerebral o embolia, es una enfermedad cerebrovascular. Se  produce debido a una rotura u obstrucción en un vaso sanguíneo reduciéndose el flujo de sangre que llega al cerebro. Al no llegar la cantidad de sangre necesaria al cerebro, las células nerviosas no reciben oxígeno y dejan de funcionar.

 

Cómo detectar el ictus

Algunos síntomas que podemos detectar mediante pequeños gestos son:

  • HABLA: ¿tienes dificultad para hablar?
  • SONRÍE: ¿se te ha torcido la boca?
  • CAMINA: ¿has perdido estabilidad?
  • MÍRAME: ¿puedes ver bien?
  • LEVANTA LOS BRAZOS: ¿puedes mover bien ambos brazos?
     
Comenzar la neurorrehabilitación antes de los seis meses es importante.
 


 

Prevenir el ictus

Algunos gestos que podemos realizar en el día a día y que repercuten en nuestra salud general y en la prevención de un ictus son:

  • Hacer dieta mediterránea equilibrada
  • Realizar ejercicio moderado: caminar diariamente entre 30-60 minutos
  • No fumar
  • Moderar el consumo de alcohol
  • Aumentar la reserva cognitiva: siempre es tiempo para aprender
  • Controlar la tensión arterial, el colesterol, la diabetes y el peso.

 

Qué pasa después del ictus

Algunas de las situaciones que se dan cuando una persona ha sufrido un derrame cerebral son:

  • Dificultades físicas
  • Alteraciones perceptivas
  • Afectación del lenguaje
  • Trastornos cognitivos y del estado de ánimo
  • Pérdida de autonomía para actividades de la vida diaria
  • Repercusión en los ámbitos familiares, sociales y laborales

 

Tratamiento tras el ictus: Neurorrehabilitación

La neurorrehabilitación es un proceso médico que incluye un conjunto de métodos que tienen por objetivo recuperar las funciones neurológicas perdidas o disminuidas a consecuencia de un daño cerebral o medular. En los pacientes que han sufrido un ictus, los métodos empleados en la neurorrehabilitación aprovechan la plasticidad cerebral para mejorar o normalizar los déficits neurológicos y funcionales.

Los especialistas en Neurología aconsejan tener en cuenta algunas consideraciones importantes respecto a la neurorrehabilitación:

  • El tiempo es importante: comenzar antes de los seis meses.
  • Tratamiento personalizado según las necesidades del paciente.
  • Equipo profesional y multidisciplinar.
  • A veces prevenir no es suficiente, el tratamiento es el camino.

Por Dra. Maria Teresa García López
Neurología

La Dra. García López es una reconocida Neuróloga de primer nivel. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, tiene la especialidad en Neurología y es Doctorada en Medicina y Cirugía. Actualmente es Directora Médica de la Clínica Neurodem de Almería, además de Responsable de la Unidad de Demencias del Servicio de Neurología del Hospital Torrecárdenas.

A su vez, compagina su labor asistencial con la docencia, siendo tutora profesional de la asignatura "Practicum de Psicología" de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de Almería. También forma parte de la Sociedad Española de Neurología y de la Sociedad Andaluza de Neurología.
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..