Hipertensión arterial: diagnóstico a través del holter de presión arterial

Escrito por: Dr. Manuel Menduiña Guillén
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

 

Definición, diagnóstico, importancia y tipos de Hipertensión

La hipertensión arterial (HTA) se define por una presión arterial sistólica (PAS) ≥ 140 mmHg o PA diastólica (PAD) ≥ 90 mmHg medidas en consulta. Esta definición está basada en la evidencia de múltiples estudios controlados aleatorios que indican que el tratamiento de los pacientes con estos valores de presión arterial (PA) es beneficioso. Se utiliza la misma clasificación tanto para jóvenes, adultos de mediana edad y ancianos, mientras que se adoptan otros criterios basados en percentiles para niños y adolescentes, ya que no se dispone de datos de estudios de intervención en estos grupos de edad.

 

 

Tipos de hipertensión arterial

Existen tres tipos fundamentales de hipertensión arterial (HTA):

  • HTA secundaria. Se diagnostica sobre todo en personas jóvenes (menores de 40 años) y puede deberse a diversas causas (estenosis de la arteria renal, hiperaldosteronismo por producción endógena excesiva de aldosterona, feocromocitoma o tumor productor de catecolaminas).
  • HTA del embarazo o preeclamsia. Puede aparecer en mujeres previamente no hipertensas y que comienzan a presentar cifras de PA elevadas durante el embarazo, situación ésta grave que si no se trata adecuadamente puede evolucionar a eclamsia afectando a la mujer y al feto.
  • HTA esencial o primaria. Se trata, sin duda, de la HTA más frecuente y que suele desarrollarse a partir de los 40-50 años (aunque también pueden producirse en personas jóvenes). Se debe entre otras causas a un desajuste del eje renina-angiotensia-aldosterona; un sistema neurohormonal del organismo humano que regula la PA y los niveles de algunos electrolitos como el sodio.

La hipertensión arterial primaria (HTA) es una de las enfermedades crónicas no transmisibles que alcanza una mayor prevalencia en la población adulta en los países desarrollados y uno de FRCV (Factores de Riesgo Cardiovascular) más importantes. El control de ésta es clave para disminuir, de forma significativa, la morbi-mortalidad por cardiopatía coronaria (infarto de miocardio), enfermedades cerebrovasculares (ictus isquémicos o hemorrágicos), enfermedad vascular arterial periférica, insuficiencia renal crónica y otras. Afecta, en general, a casi el 40% de los adultos.

La hipertensión arterial está considerada por la Organización Mundial de la Salud como la principal causa de muerte a nivel mundial, y aproximadamente 9.4 millones de muertes en el mundo se relacionan con la HTA. Constituye un serio problema de salud que provoca graves daños al organismo, principalmente a nivel del corazón, riñones y la retina. Debido a que apenas presenta síntomas y unido al daño que produce en casi todos los órganos y sistemas del organismo, le han dado el calificativo de “enemigo o asesino silencioso”.

Actualmente es el factor de riesgo que más contribuye a la mortalidad cardiovascular y se estima que un 54% de los ictus y un 47% de los síndromes coronarios agudos son atribuibles a la HTA.

 

Diagnóstico de la hipertensión arterial
Diagnostico de la hipertensión arterial
 

 

MAPA ó Holter de presión arterial: ¿cuál es su utilidad y cuáles sus ventajas?

La Monitorización Ambulatoria de Presión Arterial (MAPA) o Holter de presión arterial es actualmente la técnica más eficaz y precisa para el diagnóstico y control de la presión arterial (PA). Consiste en la realización de múltiples medidas de la misma, fuera de la consulta, durante un periodo de 24-48 horas, mediante un aparato que registra estas grabándolas para su posterior análisis mientras que el individuo realiza, en su entorno, la actividad física y laboral habitual.

La medida de la PA (presión arterial) en consulta (PAC) continua siendo una práctica habitual, pero está sujeta a múltiples sesgos técnicos, aunque se realice siguiendo las normas internacionales indicadas para ello (NICE, 2011; Hackam DG, 2013; Mancía G, 2014). Además, aporta un número limitado de tomas de PA, todas ellas realizadas durante el periodo de actividad del paciente no permitiendo registrar la PA del periodo de descanso (sueño) y, en ocasiones, en horarios en los que los fármacos están realizando su efecto farmacológico menos álgido (periodo valle).

Frente a ella, la MAPA ha demostrado ser mejor predictor de morbimortalidad cardiovascular, aporta mayor número de lecturas de PA en el entorno habitual del paciente, permite identificar a los pacientes con hipertensión (HTA) de bata blanca y con fenómeno de bata blanca (individuos que presentan cifras elevadas de PA en consulta por el estrés de dicha medición por parte de médicos o enfermeros) demuestra la presencia de HTA nocturna y permite observar la variabilidad de la PA y la eficacia de los tratamientos durante 24 horas. Detecta además la denominada “Hipertensión enmascarada” (situación en la que los pacientes presentan cifras normales de PA en la consulta médica o de enfermería, teniendo realmente cifras elevadas la mayor parte del día). Así mismo, ha demostrado ser la técnica más coste-efectiva en el diagnóstico y adecuado control de la HTA, utilizada tanto en Atención Primaria como a nivel especializado (Medicina Interna, Unidades de riesgo vascular).

Por otra parte la HTA del embarazo en sus diferentes categorías, hipertensión gestacional, hipertensión arterial preexistente al embarazo (hipertensión “crónica”) y preeclampsia, acarrean un riesgo para la evolución y pronóstico tanto de la madre, como del feto en su desarrollo, pronóstico y mortalidad, y es por ello que en estas condiciones se requiere mayor precisión en cuanto a la detección temprana de hipertensión arterial. Por otra parte, las tomas de presión arterial por MAPA están sometidas a una menor posibilidad de error, ya que se obtiene con esta técnica mayor número de medidas en 24 horas. Ellas no están por otra parte, sometidas a errores relacionados con la forma de medición y el entrenamiento del personal, etc.

La última guía de recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de la HTA publicada en 2018 por la Sociedad Europea de Hipertensión Arterial, señala a la MAPA, además de la automedida domiciliaria de la PA, como las técnicas prioritarias para confirmar el diagnóstico de HTA en casos dudosos y para descartar HTA de bata blanca y HTA enmascarada.

Por tanto podemos concluir que tanto para el diagnóstico como para un adecuado tratamiento de cualquier tipo de HTA es fundamental la realización de al menos una exploración mediante Monitorización Ambulatoria de la Presión arterial (MAPA).

Por Dr. Manuel Menduiña Guillén
Medicina interna

El Dr. Manuel Menduiña es licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Granada, especialista en Medicina Interna y Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, con la calificación de Cum Laude. Ha realizado varios másteres de especialización: en enfermedad tromboembólica, en enfermedad cardiovascular y en ecografía clínica, entre otros. Además es obesidad y en el tratamiento de la obesidad con el Método PNK.

Su formación abarca todas las áreas de la medicina interna aunque tiene sobrada experiencia en obesidad, diabetes mellitus, hipertensión y riesgo vascular así como en enfermedad tromboembólica, tanto arterial como venosa.

Actualmente compagina su actividad en la sanidad pública en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada con su actividad privada en la Policlínica Medical Plena.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.