Gotas oftalmológicas para controlar la miopía en niños

Escrito por: Dra. María Santiago Varela
Publicado: | Actualizado: 28/07/2021
Editado por: Alicia Arévalo

La miopía es una afección ocular que dificulta la visión de lejos y que afecta no sólo a los adultos, sino también a los niños. Por ello, para poder controlar esta enfermedad en los más pequeños, los especialistas en Oftalmología cuentan en la actualidad con un nuevo tratamiento denominado colirio de atropina 0,01%, que es el más eficaz de los evaluados hasta el momento para retardar su progresión en la infancia.
 

El efecto clínico de la atropina diluida han permitido constatar que este tratamiento desacelera la progresión
de la miopía entre un 25-50% frente a los pacientes no tratados.

 

 

¿Quiénes son los candidatos más idóneos para el tratamiento con el colirio de atropina?

Investigaciones recientes han podido constatar que este tratamiento parece ser lo suficientemente seguro cuando se usa en niños de entre 6 y 12 años de edad, durante un periodo máximo de cinco años.
 

Sin embargo, aunque actualmente es la primera opción de tratamiento, su aplicación debe hacerse siempre después de realizar una valoración personalizada del riesgo de progresión de la miopía en cada caso concreto.
 

¿Por qué no se utilizan en adultos?

La atropina diluida actúa disminuyendo la velocidad del crecimiento ocular que causa la miopía, por lo que en pacientes adultos donde el ojo ha alcanzado su máximo crecimiento no tiene sentido aplicarla.
 

¿Cuál es la efectividad del colirio de atropina?

Los estudios realizados para demostrar el efecto clínico de la atropina diluida han permitido constatar que este tratamiento desacelera la progresión de la miopía entre un 25-50% frente a los pacientes no tratados. También hay que tener en cuenta que al detener su aplicación en algunos pacientes puede tener lugar un rebrote de la miopía, especialmente en los niños más pequeños y en aquellos que presentan una mayor progresión de miopía durante el primer año de administración del tratamiento.
 

¿El colirio de atropina provoca efectos secundarios?

Es muy pequeño el porcentaje de efectos secundarios observados hasta el momento que podrían obligar a abandonar el uso del colirio de atropina 0,01%, registrando:

  • Fotofobia, es decir, la sensibilidad a la luz
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad en la lectura
  • Midriasis o lo que se conoce como el aumento del diámetro o dilatación de la pupila del ojo

Se habla de un 5% registrado de fotofobia leve, dificultades en la lectura muy próxima y excesiva midriasis que no obligan generalmente a retirar el tratamiento.

Por Dra. María Santiago Varela
Oftalmología

La Dra. María Santiago Varela es especialista en oftalmología pediátrica y estrabismo del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla. Licenciada (2007) y Doctora (2012) en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Santiago de Compostela. Especialista en Oftalmología (2012) por el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. Facultativo Especialista del Área de Oftalmología adscrita al Servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela. Cuenta con una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experta en oftalmología infantil, problemas refractivos infantiles, estrabismo, nistagmus (movimiento ocular incontrolado), ojo vago (Ambliopía) y orzuelo, entre otros tratamientos y patologías.


A lo largo de su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora colaboradora del Área de Conocimiento de Oftalmología en el Departamento de Cirugía de la Universidad de Santiago de Compostela. Además, ha realizado numerosas comunicaciones en congresos de la especialidad y es autora y co-autora de numerosos artículos publicados en revistas científicas. En la actualidad, ejerce como oftalmóloga especialista en oftalmología pediátrica y estrabismo en el Instituto Oftalmológico Gómez Ulla y es miembro de diferentes sociedades científicas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes