Felices fiestas… Para tu piel también

Escrito por: Dra. Marina Rodríguez Martín
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La época de la Navidad es una época en la que es habitual que se cometan excesos dietéticos, entre otros. Estas transgresiones alimentarias pueden derivar en consecuencias a nivel de la piel, especialmente si se padecen enfermedades dermatológicas.

De hecho, nuestra piel se beneficia generalmente del consumo de alimentos con altas propiedades antioxidantes, como por ejemplo las frutas, las verduras, frutos secos como las nueces.
 

¿Qué alimentos se recomienda consumir durante las fiestas navideñas?

Estos alimentos pueden consumirse durante las fiestas, y muchos como los frutos secos forman parte de la tradición gastronómica navideña de nuestro país.

Para ello, se debe intentar consumir productos con grasas cuyo origen sea vegetal, evitando el exceso de consumo de carbohidratos, ya que los alimentos procesados von un índice alto glucémico suelen asociarse al envejecimiento celular de la piel, y pueden provocar enfermedades cutáneas como el acné.

En la época de fiestas se debe intentar continuar con las características básicas de una dieta mediterránea, es decir, que sea rica en verduras, en acetite de oliva y en aquellos pescados ricos en Omega 3.

La incorporación de estos alimentos a los menús navideños nos puede ayudar a mejorar tanto desde el punto de vista cutáneo como el cardiovascular. Así, algunos estudios muestran que consumir una dieta mediterránea puede influir hasta en la disminución de padecer según qué tipos de cáncer, como por ejemplo el melanoma.

 

En la época de fiestas se debe intentar continuar con las características básicas de una dieta mediterránea.
 

Alimentos y comidas a evitar durante las fiestas navideñas

Y es que el consumo de un exceso de carne y/o de otros alimentos híper-proteicos que normalmente se consumen durante estas fechas implica un incremento de los radicales libres que recibe la piel, un hecho que provoca envejecimiento.

Algunas enfermedades, como por ejemplo la psoriasis están relacionadas con la dieta, y una dieta rica en grasas saturadas o el consumo de alcohol pueden hacer que la enfermedad empeore. De hecho, los pacientes con psoriasis pueden tener ciertas alteraciones a nivel cardiovascular que en absoluto se beneficiarán de los excesos tanto en la dieta como en el consumo de alcohol y de tabaco.

Otra enfermedad, como por ejemplo el acné está directamente influenciada por el consumo de dietas con alto contenido de azúcares, alimentos con alto contenido de carbohidratos y/o derivados lácteos. Estas comidas suelen tener un puesto asegurado en la mesa navideña, por lo que se debe moderar su ingesta en el caso de que se padezca acné y no se desea un brote antes de llegar a fin de año.

Algunos problemas como la urticaria, el dermografismo o el prurito cutáneo pueden empeorar en esta época del año en función del consumo de comidas ricas en histamina que suelen formar parte de las tradiciones navideñas: el marisco, el jamón serrano, el turrón, el vino tinto, los mazapanes… Si usted padece alguno de estos cuadros, debería moderar su consumo o debería prepararse para padecer un brote de su enfermedad.

El consumo de una cantidad de alcohol excesiva implica un factor oxidativo que se añade al organismo, incluyendo la piel y favoreciendo así el envejecimiento celular cutáneo.
 

Otros consejos a tener en cuenta en Navidad

Cabe señalar que en nuestro país, en las fechas navideñas se alcanzan temperaturas bastante bajas, un hecho que puede hacer que la producción de grasa en la piel disminuya, especialmente a nivel de las extremidades, por lo que se debe prestar atención cuidado a la hidratación mediante cremas para evitar picores y la aparición de eczemas en la piel.

A su vez, el uso excesivo de maquillajes no idóneos puede favorecer la aparición de dermatitis o de acné en aquellas personas predispuestas.

Ya por último, en relación con el cuidado del cabello, cabe mencionar que utilizar peinados con una tracción excesiva, como por ejemplo un moño muy tirante, está asociado con un aumento de la caída de pelo, especialmente a nivel frontal, conociéndose este problema como alopecia traccional.

Para más información al respecto, consultar con un especialista en Dermatología.

Por Dra. Marina Rodríguez Martín
Dermatología

La Dra. Marina Rodríguez Martín es una prestigiosa especialista en Dermatología Médico Quirúrgica y en Venereología. Doctora en Medicina, la Dra. Rodríguez Martín se especializó en Enfermedades Infecciosas y Cutáneas en el Hospital Alfredo da Mata, en Brasil; en Enfermedades Infecciosas y Microbiología por la Universidad de San Jorge y en Dermatología Pediátrica por la Universidad de Cádiz. A lo largo de su trayectoria ha publicado en más de 160 ocasiones en revistas científicas, ha sido ponente en más de 150 congresos y cursos tanto nacionales como internacionales y ha impartido más de 40 cursos. En la actualidad compagina su labor asistencial en Dermaten y en el HUC con la docencia en la Universidad de La Laguna. Es miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, de la European Academy of Dermatology and Venereology y del Grupo Español de Dermatología Pediátrica. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.