El tabaquismo y el coronavirus: ¿cómo afecta?

Escrito por: Dr. Alejandro Veres Racamonde
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

En referencia a los diferentes estudios que han salido últimamente y que muestran que la nicotina podría proteger de la COVID-19: ¿protege realmente la nicotina del coronavirus?

No, ni la nicotina ni el tabaco se ha demostrado protejan tanto de padecer la infección COVID-19, como de sus efectos adversos.
 

Los franceses en un estudio realizado en aproximadamente 350 pacientes con COVID-19 apreciaron un menor número de fumadores que en la población general y eso los ha llevado a la hipótesis de si podría proteger la nicotina y disminuir la respuesta inmune-inflamatoria de los pacientes mas graves, aunque el propio Director General de Sanidad en Francia no recomendaba su uso.

En la misma línea, se ha demostrado que las infecciones por virus de la familia de los coronavirus son más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores.
 

Además, al fumar se repite el gesto de llevarse de forma repetitiva los dedos a la boca y a la nariz y este contacto manos-cara ha sido descrito como una vía frecuente de infección por coronavirus. Toda esta evidencia hace suponer que los fumadores de cigarrillos tienen un mayor riesgo de contagio por el virus causante de la actual epidemia que los no fumadores.

 

¿Por qué se puede pensar que la nicotina tiene propiedades antiinflamatorias en los pacientes con la Covid-19?

Se ha formulado la hipótesis de que la nicotina podría competir con el coronavirus en los receptores acetilcolina nicotínicos y así disminuir la respuesta inflamatoria del virus, pero eso es una hipótesis sin demostrar actualmente.
 

Los fumadores de cigarrillos tienen un mayor riesgo de contagio por el COVID-19 que los no fumadores.
 


Realmente se sabe que el tabaquismo empeora el curso de las enfermedades respiratorias, ¿puede ponernos algún ejemplo? ¿En el caso de una persona con neumonía cómo afecta el tabaquismo?

Estudios anteriores han demostrado que los fumadores son dos veces más propensos que los no fumadores a contraer la gripe y tienen síntomas más graves, mientras que también se observó que los fumadores tienen una mayor mortalidad en el brote anterior de MERS-CoV.
 

En las neumonías, se estima que al alterar la respuesta inmune favorece la progresión de la neumonía liberar mediadores inflamatorios y a su peor evolución.
 

¿Se podría concluir que los fumadores son más vulnerables a la infección causada por el coronavirus?

Un metaanálisis que recoge 12 artículos y con un total de 9.025 pacientes estudiados expone que en los enfermos con historia de fumadores el 17,8% presentó progresión de la enfermedad versus el 9,3% de los pacientes no fumadores. Hubo una asociación entre fumar y la progresión del COVID-19, es decir, la presencia de hábitos de fumar duplicó la probabilidad de la enfermedad progresar a formas graves en relación con los no fumadores. Fumar es perjudicial para el sistema inmunitario y su capacidad de respuesta a las infecciones (incluidas neumonías).
 

La Sociedad Española de Patología del Aparato Respiratorio (SEPAR) nos recuerda:

  • Que la nicotina es la droga causante de la adicción que crea el consumo de tabaco.
  • Fumar supone la introducción al organismo, a través de los pulmones, de "más de 4.000 sustancias tóxicas, entre las que destacan nicotina, sustancias oxidantes, alquitranes, nitrosaminas y monóxido de carbono".
  • "No existen datos científicos, ni fiables ni contrastados, que permitan asegurar que el consumo de nicotina contribuye a reducir la probabilidad de infección por coronavirus".
  • Las sustancias oxidantes son las principales causantes de la patología pulmonar asociada al consumo del tabaco: EPOC, infecciones respiratorias de vías altas, neumonías, etc.
  • Mientras que los alquitranes y las nitrosaminas son responsables de la patología tumoral que se asocia al consumo del tabaco: cáncer de pulmón, orofaríngeo, de laringe, de esófago, de páncreas, de vejiga, etc.
  • El monóxido de carbono es el principal responsable de la patología cardiovascular asociada al consumo de tabaco.

Por Dr. Alejandro Veres Racamonde
Neumología

El Dr. Veres Racamonde es licenciado en Medicina y Cirugía por el Hospital de Santiago de Compostela y especialista en Neumología por el Hospital Juan Canalejo, además cuenta con una titulación con CPAP (Presión positiva continua de la vía aérea). A lo largo de su especialización médica ha puesto especial atención entre los estudios de apnea del sueño y de función pulmonar, así como enfermedades respiratorias relacionadas con tabaco y asma.

Desde 2008 es coordinador de Técnicas Broncopleurales y Responsable de la vía rápida de sospecha de cáncer de pulmón en el Hospital Juan Canalejo. Además es ponente en múltiples Cursos y Talleres Neumológicos, así como sesiones clínicas o congresos de ámbito nacional o internacional.

Actualmente desarrolla su labor médica privada como neumólogo en la Clínica Santo Domingo.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..