Dejar de fumar al volver de vacaciones

Escrito por: Dr. Jesús Peñas de Bustillo
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

Al igual que cada vez que nos acercamos al final de año y en el horizonte aparecen los deseos de año nuevo, tras las vacaciones de verano aparecen nuevos objetivos para el nuevo curso. El más habitual y frecuente entre la gente es el de: “después de vacaciones dejaré de fumar”. Un objetivo que puede ser difícil de alcanzar y que precisa una serie de pasos para alcanzar la meta.

Así, el primer paso es tener el convencimiento y la intención real de dejar de fumar. Cabe hacer hincapié en que, para aquellos convencidos sde que deben dejar de fumar, el camino se hace más llevadero de la mano de consejos te especialistas y profesionales, que ayudarán a la persona a conocer los riesgos del hábito de fumar y los beneficios de dejarlo, aportando pautas y reglas a seguir y, en el caso de que fuese necesario, el tratamiento necesario para conseguirlo.

 

El tabaquismo, primera causa de muerte en los países desarrollados

Declarada por la Organización Mundial de la Salud como enfermedad, el tabaquismo se considera una enfermedad adictiva —hasta ocho de cada diez fumadores desarrollan dependencia de la nicotina—, crónica, de inicio precoz —se inicia entre los 12 y los 18 años— y de alta prevalencia, ya que afecta más de un 30% de la población mundial. Se trata de la primera causa de muerte en los países desarrollados.

Y es que ya desde el siglo XX se ha dejado claro que el consumo de tabaco es una de las causas de mortalidad prematura en todo el mundo. De hecho, se calcula que el tabaquismo es el culpable de una de cada diez muertes en adultos. Según cálculos de la OMS, cada ocho segundos muere una persona. Por poner un ejemplo, equivaldría a que cada día se estrellasen 95 aviones comerciales.

Cuanto antes se deje de fumar, el riesgo de enfermar será menor
 

Riesgos del tabaquismo

Consumir cigarrillos no solo causa la muerte, sino que es causante de distintos tipos de enfermedades, como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades en los pulmones… Estas enfermedades no solo se dan en los lugares que tienen contacto directo con el humo —boca, garganta y pulmones— sino que afecta a todos aquellos lugares a los que llegan los componentes del tabaco, como el corazón, los vasos sanguíneos… Estas enfermedades muestran carcinogénesis, aterogénesis… Las más frecuentes son:

  • Cáncer: de pulmón, boca, laringe, faringe, esófago, riñones…
  • Enfermedades cardiovasculares: infarto, ictus
  • Enfermedad pulmonar: EPOC, enfisema
  • Trastornos del sistema reproductivo: infertilidad, impotencia, rotura de membranas, desprendimiento de placenta, parto prematuro

El riesgo de padecer cáncer de pulmón es proporcional al consumo de cigarrillos (en número), la edad de comienzo, la cantidad de año desde que se deja de fumar (el riesgo se reduce a partir del quinto o séptimo año de abandono).

 

Beneficios de abandonar el tabaquismo

Existen beneficios que son inmediatos, y otros a largo plazo. Entre los inmediatos, el exfumador sentirá mejor la circulación, un pulso más estable, mejor presión arterial y más facilidad para respirar.

A su vez, existen mejoras a largo plazo:

  • Menos riesgo de muerte prematura: el individuo que deja de fumar cerca de los 40 años pierde un año de esperanza de vida, por los diez que se pierden de media. Cuanto antes se deja de fumar, mayor esperanza de vida.
  • Menos riesgo de cáncer de pulmón: el riesgo de morir de cáncer de pulmón en personas no fumadoras es menor del 1%. Cuanto antes deje de fumar una persona, menor riesgo tendrá de desarrollar cáncer de pulmón. A partir de los cinco o siete años sin fumar se comienza a controlar el riesgo de cáncer de pulmón, y se estima que a los veinte años se equipara al de  un fumador.
  • Menos tos crónica y flemas tras un año sin fumar.
  • Menos riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular: la persona que deja de fumar vive más años que el que sigue fumando. El exfumador tiene mejor calidad de vida que el que continúa fumando.

Por Dr. Jesús Peñas de Bustillo
Neumología

El Dr. Jesús Peñas de Bustillo es un médico especialista en Neumología que cuenta con casi 20 años de experiencia. Doctor en Medicina por la Universidad de Sevilla, realizó su formación MIR en el Hospital Universitario Virgen Macarena. Además, tiene un Máster en Valoración del Daño Corporal por la Universidad de Sevilla y es Experto en Asma por la Universidad de Granada. En la actualidad, es neumólogo consultor en Mutua y Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, coordinador de la Sección de Neumología del Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla, aparte de tener su consulta privada, también en Sevilla.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.