Daño cerebral adquirido

Escrito por: Bettina Raquel Benbunan Bentata
Publicado: | Actualizado: 20/06/2018
Editado por: Top Doctors®

DCA o daño cerebral adquirido puede ser causado por otras enfermedades, accidentes o traumatismos. Podemos distinguir entre tres fases de recuperación tras el tratamiento: restauración, compensación y sustitución.

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es el resultado de una lesión súbita en el cerebro. Algunas de las causas más frecuentes son:

1. Traumatismos Craneoencefálicos (TCE) ocurridos como consecuencia de accidentes de tráfico, caídas o golpes

2. Accidentes Cerebrovasculares (ACV o ictus)

3. Tumores Cerebrales

4. Enfermedades Infecciosas

5. Paradas Cardiorespiratorias

Las consecuencias o secuelas del Daño Cerebral Adquirido son varias y se pueden clasificar en cinco grupos según los problemas en el nivel de alerta, en la cognición, en las emociones y personalidad, en el control motor o en las actividades básicas de la vida diaria.

 

Tratamiento del Daño Cerebral Adquirido

Está demostrado que la recuperación funcional de las personas con lesión cerebral que participan en un programa de rehabilitación integral específico para personas con daño cerebral es superior a la recuperación espontánea o tratamientos no especializados. Los tratamientos van desde la rehabilitación cognitiva, emocional, comportamental y psico-social, la logopedia, la fisioterapia y la terapia ocupacional.

 

Recuperación de las capacidades cognitivas

La estrategia terapéutica de los déficits cognitivos tales como la orientación, la atención, la memoria y el aprendizaje, las habilidades visuoperceptivas, el lenguaje y la comunicación y las funciones ejecutivas se pueden agrupar en tres niveles diferentes:

1. Restauración: se estimulan y mejoran las funciones cognitivas alteradas actuando directamente sobre ellas.

2. Compensación: se asume que la función alterada no puede ser restaurada; por ello se intenta potenciar el empleo de diferentes mecanismos alternativos o habilidades preservadas.

3. Sustitución: el aspecto central de la intervención se basa en enseñar al paciente diferentes estrategias que ayuden a minimizar los problemas resultantes de las disfunciones cognitivas, tal y como se realiza, por ejemplo, cuando se enseña a los individuos a utilizar diferentes ayudas externas.

Por Bettina Raquel Benbunan Bentata
Psicología

Experta Neuropsicóloga con amplia experiencia. Es especialista en Evaluación y Rehabilitación Cognitiva en Demencia y Daño cerebral adquirido. Actualmente es la Responsable de la Unidad de Memoria de Unidad de Ciencias Neurológicas, junto con el Dr. Casariego. Además ha participado en diversos ensayos clínicos e investigaciones en el campo de la cognición, la demencia y el daño cerebral.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.