Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

¿Cuándo es necesaria la Fecundación in Vitro?

Escrito por: Dra. Beatriz Juliá Romero
Publicado: | Actualizado: 27/01/2020
Editado por: Alicia Arévalo

La fecundación in vitro realiza una parte del proceso reproductivo en el laboratorio. Esto es especialmente útil en varias situaciones:

  1. Cuando las trompas de falopio están afectadas, es decir, que estén obstruidas o dilatadas, y no son capaces de realizar su función de transportar el embrión al útero. Por ello es necesario que ese trabajo se haga externamente.
  2. Cuando los espermatozoides tienen una alteración importante y no son capaces de llegar desde la vagina hasta la trompa, donde se encontrarían con el óvulo.
  3. Cuando hay poca reserva del ovario. Se recomienda la FIV a las mujeres a partir de los 38 años debido a la baja eficacia de las otras técnicas de reproducción.

La Fiv también es imprescindible a la hora de realizar algunos tratamientos, como es el caso del Diagnóstico genético preimplantacional (DGP), la utilización de óvulos que estén vitrificados o todos los tratamientos con óvulos de donante.

 

Las tasas promedio de una FIV pueden rondar el 40%.
 

¿Cuáles son las fases o estadios de la fecundación in vitro?

Antes de comenzar el proceso de la fecundación in vitro se tiene que hacer un estudio básico de la mujer o la pareja para valorar si son candidatos para realizar el tratamiento:

  • Análisis de sangre para las pruebas de VIH, Hepatitis B y C y sífilis, tal como exige la ley.
  • Valoración de la reserva ovárica con una ecografía, para realizar un recuento de folículos antrales.
  • Determinaciones especificaciones de hormonas, como la Antimulleriana, muy útil para ver la reserva ovárica.

En el caso de que exista pareja masculina, también se tiene que realizar un estudio. Al igual que a la mujer se tiene que hacer una analítica que descarte enfermedades de transmisión sexual y una valoración del seminograma.

Una vez realizado el estudio se procede con el tratamiento de fecundación in vitro. Las principales fases son:

  1. Estimulación ovárica: se trata de sacar el mayor partido posible en cuanto a número de óvulos, para tener materia prima para trabajar en el laboratorio. En esta fase se utilizan medicamentos inyectables. El tratamiento comienza en los primeros días de la regla. Son inyecciones subcutáneas que se las pone la paciente en su casa, aunque es necesario realizar algunos controles de ecografía durante el tratamiento para evaluar la respuesta de los ovarios.
  2. Extracción de los óvulos: la extracción se realiza en el laboratorio, se hace con control de ecografía vaginal y con sedación (no es anestesia general).
  3. Proceso de laboratorio: al día siguiente se puede observar si se ha producido una fecundación correcta. El cultivo de los embriones es un proceso que puede durar entre 3 y 5 días. El proceso se puede realizar de dos maneras:
    • Fecundación in vitro convencional, es decir, poniendo espermatozoides al lado de cada óvulo y dejando que ellos solos entren en el óvulo. Aunque esta técnica se usa cada vez menos.
    • Técnica de microinyección, es decir, se coge un espermatozoide seleccionado y se introduce dentro del óvulo. De esta manera se solucionan situaciones en las que el número de espermatozoides es extremadamente bajo o en las que la materia prima de óvulos también sea baja. Con esta técnica se obtienen mejores resultados que la fecundación in vitro convencional.

      Al día siguiente de realizar la fecundación en el laboratorio es cuando se puede observar si el proceso se ha realizado correctamente y el óvulo está fecundado. Una vez que se tiene el embrión comienza en el laboratorio un proceso de cultivos celulares que puede extenderse hasta tres días e incluso hasta cinco días.
  4. Selección y transferencia de los embriones: de acuerdo con la pareja y con el asesoramiento de los biólogos se decide cuántos embriones se transfieren al útero. Puede ser un embrión, dos (a veces) o tres (de forma excepcional y el máximo que permite la ley).
     

Y tras el tratamiento, ¿deben hacerse cuidados especiales?

Lo más importante es seguir correctamente el tratamiento con suplementos de progesterona y en ocasiones estrógenos que se le haya indicado. Todos los especialistas en reproducción asistida coinciden en esto.
 

Sin embargo el reposo, una recomendación clásica, no ha demostrado su eficacia (influyen mucho más en el resultado la calidad embrionaria y la receptividad del endometrio). También es recomendable actuar como si se estuviera embarazada y evitar el alcohol y la ingesta de fármacos que podrían estar contraindicados en el embarazo.


 

¿Cuáles son las tasas de éxito de esta técnica?

La técnica de FIV es una técnica mucho más eficiente que las técnicas de primer escalón, como es la inseminación artificial, además proporciona mucha más información sobre qué es lo que está pasando.


De una inseminación artificial podemos esperar una tasa de embarazo por cada ciclo que se realiza de un 10% o como mucho un 15%, hasta un 20% en los casos ideales cuando se utiliza semen de donante y en mujeres jóvenes. Sin embargo, en una Fiv las tasas promedio pueden rondar el 40%, más lo que se puede añadir con los embriones que pueden dejarse vitrificados. Este es un dato general, ya que para ser realistas esto se tiene que adaptar para cada caso concreto. No es lo mismo la tasa de embarazo para una paciente de 33 años y con una buena reserva ovárica, que la que puede esperar una paciente de 40 años que puede caer al 10% con la utilización de sus propios óvulos. Esto es muy importante que las mujeres lo tengan en cuenta a la hora de no dejar pasar los años si en sus planes está quedarse embarazada.

Por Dra. Beatriz Juliá Romero
Reproducción asistida

La Dra. Beatriz Juliá Romero es especialista en Reproducción Asistida. Con más casi tres décadas de experiencia profesional en el campo de la Reproducción Asistida, ha trabajado en varios centros de reconocido prestigio, siendo Responsable de la Unidad de Reproducción del Hospital Severo Ochoa, entre otros.

Además también realiza una labor docente, siendo colaboradora en la Universidad Alfonso X el Sabio. Es socio de número en la Sociedad Española de Fertilidad y autora de diversos capítulos de libros especializados en Ginecología.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.