¿Conoces los factores de riesgo del cáncer de piel?

Escrito por: Dr. Carlos Guillén Barona
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: JUDIT LECHÓN

El factor principal para padecer un cáncer de piel es la exposición a la radiación ultravioleta (UV), fuente de energía que puede proceder de los rayos solares y de las fuentes artificiales como las cabinas de bronceado. El riesgo es mayor si la exposición a estas fuentes de luz ha sido alta a lo largo de la vida, aunque también depende de la latitud geográfica donde se vive, ya que la cantidad de UV es mayor y constante durante todo el año en áreas cercanas al ecuador, además de las actividades que se realicen al aire libre sin protección. También es un factor de riesgo la exposición intensa al sol a tempranas edades, especialmente si llegaron a producir quemaduras solares en la infancia.

 

Para la prevención del cáncer de piel es importante someterse a exámenes periódicos por parte de un especialista en Dermatología para conseguir que, en caso de haber lesiones, estas puedan ser tratadas en sus fases iniciales.

 

Factores generales

- Edad: el cáncer de piel aumenta con la edad, ya que normalmente está asociado a una mayor cantidad de exposición acumulada a rayos UV. Aunque también aparece en personas de piel clara que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos UV, especialmente si han tenido quemaduras en la infancia.

 

- Sexo: los hombres tienen el doble de riesgo que las mujeres de desarrollar un carcinoma basocelular y tres veces más para desarrollar un carcinoma epidermoide.

 

- Inmunosupresión: las enfermedades víricas y las enfermedades o tratamientos que conllevan una disminución de la inmunidad, como los trasplantados, son más propensos a padecer un cáncer de piel.

 

Factores individuales

- Tono de piel: las personas de piel clara con tendencia a quemarse y a desarrollar pecas tienen un riego mayor que aquellas con tonos de piel oscuras.

 

- Nevus o lunares: los lunares son lesiones benignas y muy raramente se convierten en cáncer de piel, aunque si el número de nevus es mayor de 50 el riesgo de que alguno se malignice es mayor que en los pacientes con escasos lunares. Alguno de los nevus puede tener unas características anormales o displásicas (asimetría, varios colores o crecimiento) y estos pueden aumentar un 10% las posibilidades de tener un melanoma. Los pacientes con nevus displásicos deben de seguir un examen periódico de su piel.

 

Existen factores de riesgo genéticos y externos para padecer un cáncer de piel

 

Factores genéticos

- Enfermedades genéticas: algunas patologías como el xeroderma pigmentosum, que produce un defecto en la reparación fisiológica de las alteraciones que ocasionan los rayos UV en la piel, son un factor de riesgo porque favorecen la aparición de cáncer de piel en edades tempranas. Además de enfermedades como el Síndrome del Nevus Basocelular o el Síndrome de Gorlin.

 

- Historia familiar o personal: el tener familiares cercanos con cáncer de piel proporciona un mayor riesgo de padecerlo. Y si uno mismo lo ha sufrido, las posibilidades de volver a desarrollarlo en un futuro son mayores.

 

Factores relacionados con el estilo de vida

- Tabaco: los fumadores tienen un mayor riesgo de tener cáncer epidermoide de labio.

 

- Contacto con sustancias químicas: ciertos productos como el arsénico, alquitranes, parafinas y algunos aceites pueden causar el desarrollo de carcinomas cutáneos.

 

- Exposiciones a los rayos UV: las personas que trabajan al aire libre o que toman el sol todo el año sin protección tienen un mayor riesgo de presentar un cáncer de piel. También los que han utilizado los rayos UV de bronceado.

 

Otros factores

- Virus: las infecciones por el virus del papiloma humano, especialmente en localizaciones como el perianal el o área genital, son factores que aumentan el riesgo de tener un carcinoma epidermoide. Las infecciones por el virus del herpes tipo 8 pueden asociarse al desarrollo del Sarcoma de Kaposi, así como pacientes infectados del virus HIV.

 

- Tratamientos: mediante radiaciones ionizantes o exposiciones a los rayos UV con fotosensibilizantes (PUVA) para la psoriasis puede aumentar el riesgo a largo plazo de desarrollar un melanoma.

Por Dr. Carlos Guillén Barona
Dermatología

El Dr. Guillén es un prestiogoso dermatólogo con una amplia formación y experiencia nacional e internacional. Actualmente ejerce como Jefe de Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología, además de poseer su propia clínica dermatológica. Anteriormente se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia y se especializó en Dermatología en 1982. Es autor de numerosos artículos científicos y ha participado en más de 125 congresos y reuniones sobre su especialidad, además de participar en numerosas investigaciones. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes