Cómo afecta a la salud el ambiente

Escrito por: Dr. Joaquín Lamela López
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El ambiente de casa es importante para mantener una buena salud. De hecho, es importante mantener unos niveles óptimos en el ambiente para que no se produzcan enfermedades en las vías respiratorias.

 

Cómo afecta el ambiente reseco

La sequedad del ambiente en casa puede irritar las vías respiratorias ocasionando picor en la garganta y tos. Este ambiente reseco puede afectar también a la piel, causando picor. En este sentido, el nivel de humedad en una casa debe estar comprendida en una franja situada entre el 40 y el 60%.

 

Cuando el valor es inferior o superior, el ambiente no es el adecuado y pueden aparecer afecciones en las vías respiratorias y en la piel.

 

El nivel de humedad en una casa debe estar
comprendida en una franja situada entre el 40 y el 60%

 

¿Cómo nos afecta un ambiente más húmedo o fresco?

Tal vez para muchas personas puede resultar más saludable la humedad del aire que evite la irritación del aparato respiratorio. Si nos referimos al ambiente exterior, una menor humedad no parece que afecte negativamente al aparato respiratorio, sino todo lo contrario. En algunas enfermedades, como por ejemplo el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tabáquica, la humedad y el frío pueden afectar negativamente empeorando los síntomas de estas enfermedades.

 

Cómo mantener un ambiente óptimo en casa

No hay un ambiente ideal en el domicilio donde viva más de una persona. Esto se debe a que una persona puede tolerar excelentemente un ambiente de más de 25 grados y no soportar el aire acondicionado, mientras que otra puede estar solamente a gusto con una temperatura inferior y con aire acondicionado.

 

Según los estudios, lo ideal sería mantener una temperatura entre 18 y 22 grados en el domicilio. En caso de que el ambiente esté muy reseco, hay algunos métodos o técnicas que pueden ayudar a humedecer el ambiente, como poner cuencos con agua o utilizar un buen humidificador.

 

Aun así, nuestro organismo se adapta, o se tiene que adaptar, a las condiciones climatológicas del lugar de nacimiento. Y el propio organismo puede notar enseguida cuando cambian estas condiciones. 

Por Dr. Joaquín Lamela López
Neumología

El Dr. Lamela es un prestigioso especialista en Neumología y Neumología Infantil. Cuenta con más de 35 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es experto en asma, EPOC, insomnio, rinitis, bronquitis y apnea del sueño, entre otros trastornos y patologías respiratorias, tanto en adultos como en niños.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante labor investigadora y divulgativa. En este sentido ha dirigido trabajos de investigación financiados por el Fondo de Investigación Sanitaria (FIS) como investigados principal y ha participado en otros como investigador secundario y colaborador. Por otra parte, ha publicado trabajos científicos en revistas nacionales e internacionales de la especialidad y escrito capítulos de libros sobre enfermedades respiratorias. También es ponente asiduo en congresos y conferencias nacionales e internacionales de la especialidad, así como colaborador en medios de comunicación. En la actualidad dirige su propia consulta de Neumología en Ourense. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..