Cirugía endoscópica Nasosinusal: Técnica quirúrgica minimamente invasiva

Escrito por: Dr. Roberto Valdés Pons
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

La cirugía endoscópica funcional nasosinusal (CENS) es una técnica mínimamente invasiva utilizada para el tratamiento quirúrgico de la nariz, senos paranasales y la base del cráneo.

El término "funcional" se introdujo para distinguir este tipo de cirugía endoscópica de los procedimientos "convencionales" no endoscópicos. Se utiliza para:

  • Tratamiento endoscópico de las enfermedades infecciosas e inflamatorias de los senos paranasales, restableciendo la ventilación y la función normal de los mismos.
  • Realizar septoplastias endoscópicas en algunos casos de leve a moderada gravedad.
  • Tratamiento de las epistaxis (sangrados nasales), evitando en muchos casos taponamientos repetitivos y de las enfermedades de la vía lacrimal.
  • Tratamiento de los adenomas de hipófisis.
  • Tratamiento de tumores benignos y malignos de la base del cráneo anterior y media.
  • Su más frecuente es en pacientes con sinusitis infecciosa aguda o crónica recurrente, en los que el tratamiento médico farmacológico ha fallado consiguiendo resultados positivos en el 90 por ciento de los casos.

Los endoscopios de fibra óptica han revolucionado la exploración y el tratamiento quirúrgico de estas enfermedades. El uso de la tomografía axial computarizada (TAC) y los sistemas de navegación permiten evaluar la anatomía e identificar las áreas enfermas, así como la realización de una cirugía más precisa. El procedimiento puede realizarse bajo anestesia general o local de forma ambulatoria.

La CENS es una técnica mínimamente invasiva en la que se abren las células aéreas y los ostium sinusales bajo visualización directa. El objetivo de este procedimiento es restaurar el drenaje mucociliar de los senos mediante la ventilación, a través de los ostium de los senos mediante un mecanismo de transporte mucociliar que mantiene una capa protectora continua de moco saliendo de los senos paranasales.

 

La cirugía endoscópica funcional nasosinusal se trata de una cirugía muy segura.
 

 

Indicaciones

La selección de los candidatos implica una historia clínica y un examen físico minuciosos antes y después de un tratamiento farmacológico oral y local. Si el paciente no responde adecuadamente a éste, se debe realizar una tomografía computarizada que permitirá decidir el tipo de cirugía adecuada a cada caso.

Cuidados postoperatorios

En el seguimiento postquirúrgico es importante mantener la nariz lo más libre posible de costras. Las técnicas utilizadas para lograr esto aúnan la limpieza en la consulta por parte del médico y el lavado nasal con suero salino en casa por parte del propio paciente.

La función normal de la mucosa Nasosinusal generalmente se recupera en unos dos meses. En pacientes con inflamación severa o pólipos, un ciclo corto de esteroides orales combinados con antibióticos puede acelerar la recuperación postoperatoria.

Resultados

Los resultados después de la CENS son buenos, la mayoría de los estudios informan una tasa de éxito del 80 al 90 por ciento. El procedimiento se considera un éxito si la mayoría de los síntomas se resuelven. Es muy probable que se alivien la obstrucción nasal y el dolor facial, aunque el goteo postnasal a menudo persiste. Deben desaparecer las infecciones agudas recurrentes. Con respecto a la recuperación del olfato depende del grado de deterioro de la mucosa olfatoria por lo que no siempre ocurre.

Complicaciones

La complicación más catastrófica de la CENS es la pérdida visual por daño del nervio óptico. Sin embargo, la evidencia indica que la frecuencia de esta complicación es extremadamente baja. Dentro de las complicaciones importantes, la fuga de líquido cefalorraquídeo es la más común ocurriendo en aproximadamente el 0.2 por ciento de los casos. La fuga generalmente se reconoce en el momento de la cirugía y puede repararse fácilmente; debe sospecharse si hay una descarga nasal clara después de la operación.

Otras complicaciones, menos graves, pero aun así raras, incluyen el hematoma orbitario y la estenosis del conducto nasolagrimal. Cabe destacar que todas estas complicaciones también pueden ocurrir con la cirugía sinusal "convencional".

La cirugía endoscópica funcional nasosinusal se trata de una cirugía muy segura. Hoy por hoy existen medios terapéuticos suficientemente seguros como para que la posibilidad de complicación sea mínima. Lo habitual es realizar la cirugía endoscópica nasosinusal bajo anestesia general, aunque habrá casos con patologías complejas en los que haya que emplear anestesia local y sedación.

Por Dr. Roberto Valdés Pons
Otorrinolaringología

El prestigioso especialista en Otorrinolaringología, el Dr. Valdés Pons es experto en otología, cirugía cabeza y cuello y vértigo, entre otros.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela en 1985, realizó la residencia en el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Con una larga trayectoria profesional, desde hace más de 20 años, es el Jefe de Servicio de Otorrinolaringología y Patología Cervicofacial en el Hospital Povisa de Vigo. Además, ha impartido clases como docente en el Máster de Biomateriales y Tecnología biosanitaria en la Universidad de Vigo. Miembro de las principales sociedades científicas a nivel nacional e internacional.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.