Causas de la anorexia nerviosa

Escrito por: Mª José Moreno Magaña
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Uno de los principales problemas de la anorexia nerviosa es la negación del problema que existe en muchos casos. Esto hace que no se busque ayuda profesional o que se haga muy tarde, con lo que los daños físicos y psicológicos pueden ser ya muy graves. Reconocer el problema es muy importante para lograr curarse. De hecho, es el primer paso indispensable del tratamiento, recuperar el peso adecuado viene justo después. El tratamiento más adecuado combina la terapia cognitiva con la conductual. Para poder idear la mejor terapia, es fundamental conocer el origen de la anorexia nerviosa.

Las causas de la anorexia nerviosa son múltiples y afectan de manera distinta a cada paciente. Además hay factores de riesgo que Levine  Smolak (2006) y Stice (2002) apoyan empíricamente:

En primer lugar, factores genéticos. Se ha comprobado que en las familias que se hayan personas con anorexia nerviosa hay más trastornos alimentarios, más depresión y más psicopatología.
 
 
Las causas de la anorexia nerviosa son múltiples 

 

 

Al igual que los genéticos, los factores socioculturales son una de las causas principales e indiscutibles de la anorexia. En la actualidad la imagen corporal deseada se basa en la delgadez. La internalización del ideal de delgadez contribuye a la insatisfacción corporal, por ser un ideal inalcanzable. Esta idea cala en nuestro entorno y en nosotros mismos fomentando el descontento con nuestro propio cuerpo.

Estas ideas surgen sobre todo en la edad puberal y adolescente. Los cambios corporales de esta etapa obligan a fijar la atención sobre el propio cuerpo y a integrarlo en la autoimagen general. Inseguridades y complejos afloran y es en esta etapa cuando el adolescente compara su imagen con el modelo estético corporal fijado socialmente como "perfecto".

Esto dervia en la Insatisfacción corporal. Si ya desde la infancia se ha tenido una mala imagen del cuerpo es más probable que ante un sobrepeso real o imaginado se inicien conductas de adelgazamiento. Ser criticado o sufrir burlas a causa de la apariencia en la infancia puede influir también en nuestra imagen No son pocos los casos en los que los pacientes admiten que las burlas de familiares y amigos fueron el desencadenante de su trastorno.

Por último, existen aspectos del carácter o el estado de ánimo que también pueden influir en el origen de la enfermedad. Por un lado, la baja autoestima. Las personas con anorexia nerviosa tienen una extremadamente baja autoestima, sentimientos de ser una persona poco valiosa y mucho miedo a ser rechazadas. Dada la gran importancia que se atribuye en nuestra sociedad a la apariencia física, y especialmente al peso, no es difícil que los chicos jóvenes adopten el punto de vista de que todo su valor depende de tener un cuerpo perfecto y a ellos dediquen todos sus esfuerzos. Por otro lado, el perfeccionismo. Las personas que son muy exigentes consigo mismas y tienen la meta de la perfección, si aplican este criterio a todo lo relacionado con el comer, peso y cuerpo desarrollarán probablemente un trastorno anoréxico.

 

 

 

Por Mª José Moreno Magaña
Psicología

Es una psicóloga con una amplia experiencia en el tratamiento de trastornos alimentarios. Además de la carrera, realizó un máster en Intervención Conductual en Psicología de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente es profesora de un máster sobre Psicología Clínica y de la Salud en el ISEP. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes