Anorexia nerviosa

Escrito por: Mª José Moreno Magaña
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Top Doctors®

A lo largo de la historia los cánones de belleza han ido variando, alcanzando en la actualidad como ideal de belleza una figura delgada especialmente en mujeres, mientras que para los hombres la figura ideal es musculada. Por esta razón la anorexia nerviosa se presenta sobre todo en mujeres.

La anorexia nerviosa es un trastorno grave de la conducta alimentaria en el que la persona que la padece presenta un peso inferior al que debería por su edad, sexo y altura. La pérdida de peso se produce por una reducción extremada de ingesta de comida. En el 50% de los casos, además, se recurre al vómito autoinducido, el abuso de laxantes y/o diuréticos y el ejercicio extenuante para perder peso.

El paciente anoréxico tiene un intenso miedo al aumento de peso a pesar de que éste disminuya alarmantemente. La distorsión de la imagen corporal es una constante, sobrevalorando las dimensiones de su cuerpo, lo que les hace persistir en el deseo de adelgazar. Es muy común que no se tenga conciencia de enfermedad.

Anorexia
Es muy frecuente que la paciente no identifique o no acepte que tiene una enfermedad o trastorno alimentario
 

 

Consecuencias de la anorexia nerviosa

Emocionales:

- Sentimientos depresivos, insomnio, llanto, tristeza, irritabilidad o ansiedad

- Autoestima baja

- Culpabilidad por comer.

Cognitivas:

- Perfeccionismo 

- Pensamientos obsesivos sobre el peso y la comida (contar las calorías de los alimentos, o calcular las calorías consumidas/quemadas)

- Ideas de muerte o suicidio.

Comportamentales:

Mucha actividad física (caminar en vez de usar un medio de transporte, dedicar muchas horas al ejercicio, estar de pie para quemar más calorías…)

Con respecto a la comida el paciente anoréxico, aparte de comer poco,suele esconder la comida, cocinar para otros pero no comer y consultar todo tipo de dietas.

- Comportamientos relacionados con el cuerpo: pesarse mucho o nunca, cubrirse el cuerpo con mucha ropa, comprobar su cuerpo en espejos o no hacerlo nunca, medirse, tocarse… En casos graves pueden provocarse autolesiones.

Protagonizan conflictos en sus familias/amigos o se aíslan socialmente.

La mayoría de las alteraciones físicas que aparecen durante la enfermedad, pueden llegar a desaparecer cuando se recupera el peso ideal recomendado.

Las más frecuentes son: Sequedad de la piel, aparición de vello (mejillas, espalda, antebrazos y muslos), cambios en la pigmentación de la piel, uñas quebradizas y caída de cabello, alteraciones dentarias y, por supuesto, alteraciones gastrointestinales.

 

Tratamiento

El primer paso es lograr que la persona que padece anorexia reconozca el problema.  El segundo paso consistirá en restablecer el peso saludable. El tratamiento ha de ser multidisciplinar, principalmente psicológico ya que es una enfermedad mental. En los casos en los que haya intentos de suicidio, fracaso en el tratamiento ambulatorio o en situaciones de grave deterioro mental se llevará a cabo la hospitalización. 

El tratamiento psicológico más eficaz es el cognitivo-conductual y los objetivos son:

 -Modificar el conjunto de pensamientos, actitudes y sentimientos inadecuados relacionados con el trastorno alimentario.

 -Tratar los trastornos psicológicos asociados, como las alteraciones en el estado de ánimo y la baja autoestima.

 - Conseguir el apoyo familiar y proporcionar a la familia asesoramiento y terapia cuando sea necesario.

 - Prevenir la recaída.

 

Por Mª José Moreno Magaña
Psicología

Es una psicóloga con una amplia experiencia en el tratamiento de trastornos alimentarios. Además de la carrera, realizó un máster en Intervención Conductual en Psicología de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente es profesora de un máster sobre Psicología Clínica y de la Salud en el ISEP. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes