Cómo evitar la lumbalgia y qué papel tiene la rizólisis para corregirla

Written by: Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Published:
Edited by: Margarita Marquès

¿Qué errores debe evitar si tiene lumbalgia?

El primer error que debemos evitar es hacer reposo absoluto, porque se ha demostrado que un día entero de reposo en cama, en lugar de ayudar a mejorar al dolor de espalda, lo que hace es atrofiar la musculatura, de manera que se tarda más tiempo en recuperarnos.

 

El siguiente punto que debemos evitar es hacer solamente ejercicio de forma aeróbica. Para que esa musculatura lumbar no se atrofie, debemos añadir algún tipo de ejercicio isométrico o algún tipo de ejercicio muscular que fortalezca la zona lumbar.

 

Otro punto importante a evitar sería coger peso sin una adecuada postura o mantener una postura en el trabajo durante mucho tiempo sin moverse. Lo más recomendado si vamos a estar muchas horas en el ordenador, es salir cada media hora y andar cinco minutos. Esto ayuda a que la musculatura se destense y que podamos evitar que la espalda duela.

 

Por otro lado, es importante evitar el uso de antiinflamatorios de forma prolongada sin saber la causa que está ocasionando el dolor lumbar. Muchas veces, nos automedicamos y si estamos tomando este tipo de medicación mucho tiempo, podemos tener problemas serios a nivel del riñón, del corazón, del estómago y esto puede ser muy contraproducente.

 

Y, por último, hacer hincapié en que el dolor lumbar es un proceso muchas veces benigno. No debemos focalizarnos continuamente en el dolor y hacer conductas para evitarlo. Tenemos que seguir saliendo a la calle, haciendo vida normal, disfrutando de las actividades que nos gustan y no focalizarnos en exceso en el dolor, evitando así poder caer en una depresión e incluso tener problemas de insomnio que acaben siendo un problema más serio que el propio dolor de espalda en sí.

 

La rizólisis es una técnica que permite prevenir un posible dolor lumbar crónico

 

¿Cómo puede evitar la rizólisis que el dolor lumbar cronifique?

La rizólisis es una técnica por la que eliminamos los nervios sensitivos de la parte posterior de la espalda, de forma similar a cuando un dentista elimina el nervio de una muela cuando duele.

 

Esta técnica se realiza sin necesidad de anestesia general, con un poco de sedación para que no moleste. Es una técnica que se realiza de forma ambulatoria, en la que el paciente se puede marchar a casa por su propio medio.

 

En primer lugar, la rizólisis evita el círculo que se da muchas veces me duele, no me muevo y me focalizo en que me duele y cada vez me duele más. Si eliminamos el dolor, podemos hacer que el paciente tenga una vida más normal, que siga practicando deporte y que lleve una vida con la máxima calidad posible.

 

El segundo punto que hace que una rizólisis prevenga un posible dolor lumbar crónico es que evita la toma de forma prolongada de antiinflamatorios, que está demostrado que inhibe la síntesis de colágeno, que es lo que necesita el organismo para regenerar los tejidos que se debilitan o se lesionan en el transcurso de una vida normal. De esa forma, podemos evitar estar teniendo que depender todos los días de tomar este tipo de antiinflamatorio.

 

Otra forma en la que la rizólisis puede evitar que el dolor lumbar cronifique es permitiendo que el paciente pueda tener una actividad deportiva o una actividad laboral, si pasa muchas horas de pie, sin que le duela la espalda y sin tener que estar sentándose continuamente.

 

Y por último, un aspecto también importante es que muchas veces, con la rizólisis evitamos que un paciente pueda acabar en cirugía. Y la propia cirugía de por sí es un factor de riesgo muy importante para sufrir dolor lumbar en el futuro. Si evitamos que un paciente pueda llegar a necesitar una cirugía a consecuencia del dolor, evitamos un riesgo importante de que ese paciente tenga dolor lumbar en el futuro.

 

¿Qué debe cumplir un paciente para ser candidato a rizólisis?

Para que un paciente se beneficie de la rizólisis, primero debe cumplir una serie de criterios clínicos que nos hagan pensar que el origen del dolor sea una artrosis de las articulaciones vertebrales o lo que se denomina comúnmente síndrome facetario.

 

Es un dolor muy característico a nivel lumbar que irradia un poco quizá a la ingle o a la nalga, pero que no suele bajar de la rodilla, que no se acompaña con pérdida de sensibilidad, ni pérdida motora en las extremidades, ni una ciática fuerte en forma de calambre en la pierna, que suele mejorar cuando el paciente empieza a andar un poco. Pero que cuando el paciente está en reposo, sentado o de pie durante más de 5 o 10 minutos, empieza a dolerle la espalda.

 

Es importante decir que además de tener este dolor, deben haber pasado tres meses en los que el paciente no ha encontrado solución con las medidas habituales de fisioterapia y medicación, y que debe tener las pruebas complementarias necesarias para el estudio de imagen de la espalda y descartar otro tipo de patología.

 

¿Qué avances ha habido en la técnica de la rizólisis en los últimos años?

Ha habido una serie de avances en cuanto a la técnica y a los medios materiales que disponemos para realizarla, por lo que cada vez esta técnica es más segura y más eficaz para tratar a los pacientes con dolor lumbar. Por ejemplo, el protocolo que se utiliza ahora es el protocolo americano, que ha demostrado ser muy eficaz y muy seguro para los pacientes, y es el protocolo que ha adaptado la Sociedad Española del Dolor en forma de un curso acreditado para avalar este tipo de técnicas y su desarrollo en los pacientes con dolor.

 

Otra serie de medidas técnicas que han avanzado en el uso de agujas especiales y otro tipo de material para controlar muy bien la lesión que utilizamos. Y por último, se ha focalizado también el problema en cuanto a las técnicas de ejercicio físico que debe hacer el paciente después de realizar la rizólisis, para evitar que la musculatura llegue a atrofiarse y poder recuperarse de ese tipo de lesiones para prevenir que el dolor vuelva a aparecer.

 

¿Cómo es la recuperación del paciente tras la rizólisis?

La rizólisis no tiene período de recuperación, solamente se aconseja evitar esfuerzos de las primeras 24 o 48 horas después de realizarla. El paciente puede notar de forma progresiva que cada vez que se levanta por la mañana con menos dolor de espalda, que si tiene que estar de pie durante un largo tiempo, puede mantenerse que no debe estar buscando continuamente un banco para sentarse o si tiene que hacer un viaje.

 

No tiene que estar parando cada media hora por el dolor lumbar ni tiene que estar tomando todos los días continuamente antiinflamatorio y hacerse daño en el estómago. Además, puede mantener su puesto de trabajo de pie o sentado durante horas sin tener que estar levantándose continuamente a consecuencia del dolor.

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

By Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Pain Medicine

*Translated with Google translator. We apologize for any imperfection

View Profile

Overall assessment of their patients


This website uses its own and third-party cookies to collect information in order to improve our services, to show you advertising related to your preferences, as well as to analyse your browsing habits..