Sialorrea

ÍNDICE

  1. ¿Qué es la sialorrea?
  2. Pronóstico de la enfermedad
  3. ¿Cuáles son los síntomas?
  4. Pruebas médicas de la sialorrea
  5. ¿Cuáles son las causas?
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. ¿Cómo se trata?
  8. Especialista encargado del tratamiento

¿Qué es la sialorrea?

La sialorrea, también conocida como hipersalivación, consiste en un exceso de saliva que está producida por una enfermedad de tipo neurológico o por anomalías de la cavidad oral.

 

Es una patología habitual en mujeres embarazadas, especialmente durante el primer trimestre del embarazo.

 

La sialorrea se puede clasificar en dos tipos: la sialorrea anterior y la sialorrea posterior.
 

  • Sialorrea anterior: produce una incontinencia de la saliva y que ésta acabe derramándose por las comisuras de la boca o por el labio inferior, es decir, babeo. En este caso, se produce una producción exceso de saliva y existe incapacidad para retener la saliva en la boca, que puede ser por algún tipo de enfermedad neuromuscular.
  • Sialorrea posterior: se trata del flujo de saliva que va desde la lengua a la faringe.

 

Pronóstico de la sialorrea

Como tal, la sialorrea no es una enfermedad que pueda evolucionar hacia otra más grave. No obstante, es obvio que repercutirá en la vida de aquella persona que la padezca, ya que no podrá realizar una vida normal, especialmente en los casos en los que se produzca el babeo al ser incapaces de contener la saliva en la boca.

 

A su vez, esta hipersalivación puede provocar un olor desagradable en el aliento del paciente, es decir, halitosis; a la vez que presenta un aspecto desagradable.

 

Síntomas de la sialorrea

Los signos más habituales de la sialorrea o la hipersalivación son los siguientes:

  • Descamación en los labios
  • Fatiga muscular
  • Dermatitis
  • Dificultades en la voz
  • Cambio en el sentido del gusto
  • Mala presencia
  • Halitosis

 

La cantidad de saliva puede hacer que la persona trague saliva hacia los pulmones, que puede venir o no acompañada de comida o líquidos, y puedo ocasionar prejuicios con la tos y las náuseas.

 

Pruebas médicas para la sialorrea

El diagnóstico de la sialorrea es sencillo, y se puede sospechar que una persona padece sialorrea si existe un babeo continuo en el que no se puede controlar la saliva en la boca.

 

Para diagnosticar este problema de hipersalivación, no existen pruebas.

 

 

¿Cuáles son las causas de la sialorrea?

Que se acumule saliva en la boca puede tener dos causas: una producción excesiva de saliva o la dificultad para tragar la propia saliva generada.

 

  • Producción excesiva de saliva: se produce una hiperproducción de saliva, y está relacionada con el uso de algunos medicamentos o fármacos.
  • Dificultad para tragar la saliva generada: en este caso, los niveles de producción de saliva son normales. No obstante, la acumulación de saliva se deberá a una enfermedad neurológica, que hace que la persona no sea consciente de esta hipersalivación. Algunos de estos trastornos son: Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Parkinson, parálisis cerebral, parálisis del nervio facial, Síndrome de Riley-Day, secuelas de infarto cerebral o de un traumatismo cerebral grave.

 

¿Se puede prevenir?

Una persona genera normalmente entre uno y dos litros de saliva diarios. No obstante, esta cantidad de saliva variará en función de la hora del día y de la actividad que la persona esté realizando. Así, a modo de ejemplo, las comidas ácidas generan más saliva, mientras que por ejemplo dormir hace justo lo contrario.

 

Tratamientos para la sialorrea

Lo primero que debe hacerse para solucionar este problema es saber cuál es exactamente el origen de este exceso de saliva. Los tratamientos a realizar son los siguientes:

 

  • Entrenamiento oral

Se trata de pacientes con deficiencias en los reflejos neuromusculares y en el entrenamiento motor oral, por lo que se utilizan ejercicios de logopedia, fisioterapia y otras especialidades que permiten que estos pacientes mejoren notablemente.

 

  • Tratamiento farmacológico

Si la sialorrea está originada por utilizar un medicamento, una suspensión de este tratamiento podría solucionarla.

 

Es decir, en este caso, se suprimiría o se cambiaría por otro tratamiento alternativo cuyos efectos secundarios no sean una segregación incontrolable del flujo salival.

 

En otros casos, puede ser necesario la prescripción de medicamentos atropínicos, antiespasmos o neuropsicóticos para controlar la saliva.

 

  • Tratamiento quirúrgico

Además de la prescripción de medicamentos, existe la posibilidad de realizar un tratamiento quirúrgico, que consiste en la extracción de algunas glándulas salivales o ligar los conductos liberadores de la saliva. Así, su extracción produce una reducción de la cantidad de saliva.

 

No obstante, sobre el tratamiento quirúrgico debe decirse que solo se realiza en pacientes que no muestran respuesta al tratamiento farmacológico o a aquellos cuyo exceso de saliva les impide hacer una vida normal.

 

Otro tratamiento que se ha mostrado eficaz para tratar la sialorrea es el de las inyecciones de toxina botulínica para disminuir la hipersalivación. No obstante, el efecto del bótox dura entre cuatro y seis meses, por lo que las inyecciones son necesarias cada cierto periodo de tiempo.

 

¿Qué especialista trata la sialorrea?

La sialorrea se puede asociar a distintas causas. El primer contacto en el caso de que se crea que una persona padece sialorrea, debería ser con un Médico Interno o un Médico Familiar, que realizará las primeras investigaciones y una revisión para tratar de determinar el origen de la sialorrea.

 

En función del origen de la patología, el especialista encargado de tratarla pueden ser varios.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.