Pulpitis

¿Qué es la pulpitis?

La pulpitis es una inflamación que afecta a la pulpa del diente, es decir, a aquel tejido blando, nervioso y celuloso que contiene los vasos sanguíneos que se encuentran en el interior de los dientes.

Se trata de una enfermedad que se asocia normalmente a la presencia de caries, aunque puede estar causado por otros problemas como un traumatismo, el bruxismo o infecciones, entre otras.

Cuando se habla de pulpitis, existen tres tipos: la pulpitis reversible, la irreversible y la hiperplásica.

  • Pulpitis reversible: de carácter más leve, tal y como indica su nombre, puede revertirse si se diagnostica a tiempo.
     
  • Pulpitis irreversible: se trata de una pulpitis más severa, y en casos más complicados debe extraerse el diente cuando no se puede realizar endodoncia.
     
  • Pulpitis hiperplásica: conocida también como pólipo pulpar, ya que la pulpa del diente se inflama, erosionando y teniendo comunicación con la boca, pudiéndose observar una mancha rosada en el diente.

Pronóstico de la pulpitis

Como tal, no se trata de una enfermedad grave que pueda cursar otras enfermedades, sino que el mayor peligro es tener que extraer la pieza dental ante la imposibilidad de realizar el tratamiento.

Síntomas de la pulpitis

El síntoma principal de la pulpitis es el dolor, que puede ser más o menos intenso. Éste, se puede producir de dos maneras:

Por un lado, al consumir o tomar algún alimento que esté o muy caliente o muy frío. En este caso, hablamos de pulpitis reversible, y el dolor aparece al aplicar un estímulo al diente. Una vez retirado este estímulo, el dolor desaparecerá en un par de minutos.

Por el otro lado, en la pulpitis irreversible, el dolor aparece de forma espontánea, o se mantiene en el tiempo durante un par de minutos una vez que se ha retirado algún estímulo, que normalmente será el calor. A su vez, en algunos casos el paciente tiene dificultades para localizar el diente en el que se produce el dolor. Además, el dolor puede cesar durante varios días en el momento en el que se produzca necrosis en la pulpa. Una vez que se ha completado, la pulpa no responde a estímulos como frío o calor, pero sí se vuelve sensible a la presión.

Pulpitis esquema
La pulpitis se asocia normalmente a una caries mal o no tratada
 

¿Cuáles son las causas de la pulpitis?

Normalmente, la causa principal de la pulpitis se asocia a la presencia de caries mal tratadas, en el momento en el que la caries logra penetrar al esmalte e incluso la dentina, alcanzando la pulpa del diente.

Otras causas pueden ser traumatismos, fisuras o tratamientos dentales mal desarrollados. En ciertos casos también puede estar originada en una periodontitis.

No obstante, las causas comunes son:

  • Pulpitis reversible
    • Caries que no han dañado el nervio dental
    • Erosión en los dientes que alcanza la dentina
    • Fractura dental, quedando la dentina expuesta
    • Bruxismo, que puede hacer perder el esmalte dental

       
  • Pulpitis irreversible
    • Caries muy desarrolladas que alcanzan la pulpa dental
    • Tratamiento de ortodoncia con demasiada fuerza que prácticamente corta el flujo sanguíneo
    • Se ha realizado una obturación profunda en la que se ha retirado tejido y se ha alcanzado la pulpa dental

Prevención de la pulpitis

La aparición de la puede prevenirse al mantener una higiene y un cuidado dental adecuado, favoreciéndose en este caso que no aparezcan caries.
 

En el caso de los traumatismos o fisuras, se deben a causas no predecibles.

Tratamientos para la pulpitis

En primera instancia, y como en la mayoría de casos de pulpitis existe inflamación, por lo que el especialista deberá recetar antibióticos y/o antiinflamatorios para tratarla.
 

Si el caso a tratar es una pulpitis reversible, la solución pasa directamente por tratar y eliminar la caries. Una vez que se ha eliminado, se realiza un recubrimiento pulpar en el diente y por último un empaste.
 

Si la pulpitis es irreversible o hiperplásica, el tratamiento será algo más largo, ya que la pulpa dental se encuentra afectada. No obstante, en primer lugar el tratamiento será con antibióticos, y una vez que este se ha terminado, se realizará la extracción de la pulpa dental mediante una endodoncia. Posteriormente, se desinfectarán y se taponarán los conductos en los que se encontraba la pulpa.

¿Qué especialista trata la pulpitis?

Los especialistas encargados de diagnosticar y tratar la pulpitis son los Odontólogos y Dentistas.

TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.