Malformaciones faciales

 

Índice

  1. ¿Qué son las malformaciones faciales?
  2. Pronóstico de la enfermedad
  3. Síntomas de las malformaciones faciales
  4. Pruebas médicas para las malformaciones faciales
  5. ¿Cuáles son las causas de las malformaciones faciales?
  6. ¿Se pueden prevenir?
  7. Tratamientos para las malformaciones faciales
  8. ¿Qué especialista lo trata?

 

¿Qué son las malformaciones faciales?

Las malformaciones faciales son un conjunto de defectos causados por un desarrollo o crecimiento anormal en las estructuras del tejido blando y en los huesos de la cara y la cabeza.

Se pueden clasificar en deformidades congénitas y adquiridas. Las congénitas están presentes desde el nacimiento de la persona, mientras que las adquiridas se dividen en cuatro grupos distintos según sus causas: traumatismos faciales, anomalías del desarrollo, deformidades o atrofia de los maxilares por edentulismo o deformidades de origen tumoral.

 

El labio leporino o paladar hendido son algunas
de las malformaciones más frecuentes

 

Pronóstico de la enfermedad

Es importante un diagnóstico precoz para poder tratar la malformación facial cuanto antes. Depende de la anomalía, si es leve o grave, requerirá intervención quirúrgica.

Las malformaciones más comunes son: fisura labiopalatina, cirugía del pabellón auricular, fístulas, quistes y tumoraciones, síndromes faciales, anomalías oculares, patología cutánea, patología oral y bucodental.

 

Síntomas de las malformaciones faciales

Las malformaciones faciales suelen ser visibles, por lo que se podrán identificar con facilidad. En algunos casos los pacientes presentan síntomas como problemas a nivel de alimentación, dificultades en el habla y lenguaje, infecciones auditivas, alteración en el desarrollo dentario, disminución del crecimiento del maxilar superior, entre otros.

 

Pruebas médicas para las malformaciones faciales

El especialista realiza un examen físico para determinar el tipo de malformación facial y recomendar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

 

¿Cuáles son las causas de las malformaciones faciales?

Es complicado encontrar un factor responsable, ya que pueden existir diversos factores que contribuyan al desarrollo. Algunos de ellos son:

  • Combinación de genes: un cambio en los genes puede dar como resultado una malformación facial.
  • Ambiental: factores ambientales prenatales como el uso de vitamina A o el ácido valproico.
  • Deficiencia de ácido fólico: se trata de una vitamina B que se encuentra en el jugo de la naranja, vegetales de hoja o cereales. Según algunos estudios las mujeres que no consumen una cantidad suficiente de ácido fólico tienen un mayor riesgo a tener un bebé con malformaciones faciales.

 

¿Se puede prevenir?

Las malformaciones faciales suelen ser congénitas. Sin embargo, en el caso del labio leporino se puede detectar mediante una ecografía prenatal alrededor de la semana 20 de embarazo.

 

Tratamientos para las malformaciones faciales

El labio leporino o paladar hendido son algunas de las malformaciones más frecuentes. En estos casos se realiza una intervención quirúrgica para tratarlos. Con el objetivo de corregirlos se lleva a cabo el procedimiento en 2 tiempos: se repara el labio leporino en los 3-6 meses de edad y el paladar hendido a los 12 meses de edad o un poco antes si es posible. También se hacen cirugías de seguimiento entre los 2 años y los últimos años de la adolescencia.

En el caso de la cirugía del pabellón auricular las técnicas más efectivas son: el colgajo para reparar las lesiones localizadas en el borde libre del pabellón auricular e injerto de piel total para aquellas lesiones que se encuentren en la concha auricular que no afecten al hélix.

Tanto para los quistes como las fístulas se requiere una cirugía donde mediante incisiones se extraen. En ocasiones se necesitan diversas incisiones escalonadas.

Las anomalías oculares como el hipertelorismo (amplia separación entre ojos) se corrigen con una cirugía que implica dos técnicas: la osteotomía en caja y la bipartición facial, donde se extrae parte del hueso para recolocar las estructuras. Para los pacientes con anoftalmia o microftalmia no hay un tratamiento que restaure totalmente la visión, pero se puede colocar un conformador, una estructura de plástico, que ayudará a que la cuenca de los ojos y los huesos crezcan de forma adecuada.

 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial trata las malformaciones faciales.