Impresión dental digital

Especialidad de Odontología y estomatología

¿Qué es la impresión dental digital?

Una impresión dental digital es un molde exacto de los dientes de una persona. Tradicionalmente, esto se hacía usando uno de los posibles materiales de fundición para crear una impresión negativa de los dientes, que luego se podía utilizar para crear una réplica positiva. Los avances tecnológicos modernos permiten a los dentistas poder crear impresiones virtuales de los tejidos duros y blandos de la boca mediante dispositivos de exploración óptica. Estas impresiones digitales son muy precisas y pueden realizarse en minutos, con molestias mínimas para el paciente.

¿En qué consiste una impresión dental digital?

Existen dos tipos de impresión dental digital: una está basada en imágenes, capturando una serie de fotografías digitales, mientras que la otra realiza un vídeo digital. El procedimiento puede consistir en escanear con láser, utilizando haces de luz concentrados para capturar los dientes y las encías con precisión, sin necesidad de ningún material desagradable en la boca del paciente, o escáneres ópticos digitales, que requieren un spray especial en los dientes para capturar con precisión los detalles. Ambas opciones son seguras y altamente precisas.

Una impresión dental digital es un molde exacto de los dientes de una persona.

Por lo general, se coloca una varita intra-oral en la boca del paciente para realizar la gammagrafía. Una vez finalizado el escaneado, la impresión digital se envía normalmente a un sistema dental CAD/CAM para crear la restauración.

¿Cuál es la diferencia entre impresiones digitales y tradicionales?

El método tradicional de tomar impresiones dentales es un proceso delicado, que requiere mucha habilidad. Implica muchos más pasos que su contraparte digital, y utiliza múltiples materiales. Todo esto hace que sea más probable que ocurran errores. El dentista comprobará si hay errores en la impresión negativa, pero como está invertida, los errores de manchado son más difíciles, y si se detectan errores, el paciente tendrá que someterse al procedimiento de nuevo.

El método digital es mucho más rápido y preciso. Se crea una impresión positiva cuando el escaneo está completo, y con la capacidad de ampliar la imagen, es mucho más fácil detectar errores. Si hay errores, es rápido y fácil volver a escanear y corregir el problema antes de enviar la impresión final. El resultado se obtiene mucho más rápido y es posible analizar los resultados de la exploración inmediatamente, incluso durante la misma cita. Si es necesario, se pueden realizar fácilmente escaneos adicionales.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.