Fisioterapia en quemados

¿Qué es la Fisioterapia en quemados?

La fisioterapia en pacientes de quemaduras es  un tratamiento que se engloba dentro del proceso de recuperación del paciente. Este tratamiento busca recuperar las zonas afectadas por las quemaduras, y debe iniciarse en cuanto el quemado supere los trastornos electrolíticos.

¿Por qué se realiza?

Las quemaduras son una lesión muy frecuente e incapacitante, que pueden tardar años en recuperarse y limitar el movimiento del afectado. Así, la fisioterapia en quemados trata de minimizar las secuelas y prevenir complicaciones en la movilidad del paciente.

Los objetivos de la fisioterapia en quemados son impedir la contractura en la zona afectada y conservar el movimiento articular y el tono muscular.

¿En qué consiste?

Los ejercicios de fisioterapia para quemados se engloban en cinco tipos, que pueden alternarse en función del estado y características de cada paciente:

  • Ejercicios de fuerza muscular
  • Ejercicios de amplitud muscular
  • Ejercicios funcionales
  • Ejercicios cardiovasculares
  • Utilización de férulas

Este tratamiento de recuperación deberá realizarse siempre con la ayuda y supervisión de un profesional de la fisioterapia.

Preparación para la fisioterapia en quemados

El primer requisito fundamental es que el paciente se encuentre en el momento adecuado de su recuperación. También es importante el uso de vendajes elásticos adecuados y férulas según la zona que se va a tratar.

Cuidados tras la intervención

En los casos que el paciente padezca mucho dolor se pueden suministrar analgésicos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..