Complicaciones en el embarazo

 

¿Qué son las complicaciones en el embarazo?

Las complicaciones durante el embarazo son aquellos problemas de salud que suceden durante la etapa de gestación, ya afecten a la madre i/o al bebé. Pueden ser causadas debido a una enfermedad previa de la embarazada que haya empeorado debido a su estado o aparecer a causa de este.

 

 

Tipos de complicaciones en el embarazo:

  • Líquido amniótico: se puede dar el caso de tener en exceso o carencia del líquido amniótico en el saco que contiene al feto. Si este es reducido puede generar demasiada presión en el útero y provocar un parto prematuro. También puede presionar el diafragma de la madre, causando dificultades respiratorias. Suele ocurrir cuando la madre padece de diabetes no controlada, embarazo múltiple, grupos sanguíneos incompatibles o defectos de nacimiento. Por el contrario, si escasea el líquido puede generar defectos de nacimiento, crecimiento atrasado o mortinato.
  • Embarazo ectópico: este se da cuando el feto se desarrolla fuera del útero; ya sea en las trompas de Falopio, el canal del cuello del útero o la cavidad pélvica (vientre).
  • Aborto espontáneo: es la pérdida del embarazo antes de las 20 semanas de gestación. Suele ocurrir antes de las 12 semanas y afectan a un 15% de los embarazos. Puede darse también en el segundo trimestre, si el cuello del útero es débil y se abre muy prematuramente Este es más fácil de prevenir, ya que se puede coser el cuello y mantenerlo cerrado hasta el momento del parto.
  • Placenta: pueden darse diferentes complicaciones como el desprendimiento prematuro de la placenta o la placenta previa. El primero se da cuando esta se separa de la pared uterina demasiado pronto, lo que ocasiona sangrado y menor cantidad de oxígeno y nutrientes enviados al feto. Se sabe es más común en mujeres fumadoras, mujeres con hipertensión y/o embarazo múltiple. El segundo se da cuando la placenta, que normalmente debería estar en la parte superior del útero, se sitúa adherida cerca del cuello del útero (la apertura hacia el útero) o lo cubre. Generalmente, el bebé debe nacer a través de cesárea para evitar que la placenta se separe prematuramente e impida que el bebé reciba oxígeno durante el parto.
  • Sangrado: las mujeres que sangran durante la última etapa del embarazo pueden tener un mayor riesgo de perder el feto, por ello es importante alertar al especialista si se observan sangrados.
  • Preeclampsia o eclampsia: consiste en la hipertensión inducida en el embarazo. La eclampsia es la forma más grave de este problema. Puede ocasionar convulsiones, coma e incluso la muerte. Afecta a alrededor entre un 5% y 8% de las mujeres embarazadas. Los factores de riesgo suelen ser fetos múltiples, madres adolescentes o mayores de 40 años, mujeres con hipertensión, diabetes y/o enfermedades renales o mujeres con obesidad.

 

Pronóstico de la enfermedad

En función de la complicación que se padezca y la gravedad de la misma, el pronóstico puede ser leve o muy grave. Entre los más graves están la muerte del feto, un aborto espontáneo, muerte de la madre o problemas en el desarrollo del niño. Por ello, es importante el diagnóstico precoz de cualquier de las enfermedades durante el embarazo para poder garantizar la salud tanto de la madre como del feto.

 

Síntomas de las complicaciones en el embarazo

Los síntomas pueden ser las señales de alarma que nos ayuden a detectar posibles complicaciones. Entre los síntomas más comunes encontramos:

  • Hemorragias vaginales
  • Contracciones uterinas
  • Molestias al orinar
  • Vómitos, mareos o vértigo continuos
  • Dolores de estómago
  • Dolores de cabeza persistentes
  • Fiebre
  • Molestias en la zona de los riñones y el bajo vientre
  • Problemas en la vista
  • Hinchazón de las articulaciones
  • Cansancio excesivo
  • Ausencia de movimiento por parte del feto
  • Pérdida de líquido por la vaginal

 

Pruebas médicas para las complicaciones en el embarazo

Durante el embarazo se realizan numerosas pruebas médicas para verificar el correcto desarrollo del bebé:

 

 

¿Cuáles son las causas de las complicaciones en el embarazo?

Las causas son muy variadas. Pueden ir desde antecedentes médicos de la embarazada, pasando por malos hábitos durante la gestación hasta antecedentes obstétricos desfavorables.

 

Entre ellos destacamos:

  • Fumar, drogas o beber bebidas alcohólicas
  • Obesidad
  • Adolescente o mayor de 40 años
  • Problemas cardiacos
  • Alteraciones del metabolismo (diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo) Trastornos de la coagulación sanguínea
  • Enfermedades del riñón
  • Enfermedad inmunitarias
  • Cáncer
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Infecciones
  • Anomalías en el aparato reproductor

 

¿Se puede prevenir?

Es importante comunicar al ginecólogo de confianza el historial médico tanto de la embarazada como de su pareja. Gracias a ese historial, el especialista puede prever las posibles complicaciones en el embarazo e interpretar con mayor facilidad ciertos síntomas.

 

De la misma forma, la embarazada deberá cambiar sus hábitos de vida, como la alimentación, la actividad física o evitar sustancias nocivas como el tabaco para favorecer el buen desarrollo del bebé.

 

Tratamientos para las complicaciones en el embarazo

El tratamiento dependerá de la complicación padecida. Puede ir desde una dieta, pasando por la administración de medicamentos hasta la cirugía.

 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista encargado de diagnosticar y tratas las complicaciones en el embarazo será Ginecólogo y Obstetricia.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.